Rumbo al estrecho

Parece que será un día largo para el Neutrogena, que navega ya rumbo al estrecho de Gibraltar. A medida que se acerquen al estrecho el viento irá amainando y pasará a soplar del NO debido a la presencia de una alta presión situada al oeste de Lisboa. Guillermo AltadillJosé Muñoz tienen por delante menos de 110 millas para entrar en el mar Mediterráneo. Este noche debería superar la costa de Tarifa, navegando de ceñida con vientos de suaves entre las 21:00 y las 23:00 hora local. Una vez en el Mediterráneo, el trayecto hacia cabo de Gata parece será favorable para Altadill y Muñoz con brisas del oeste, pero las últimas millas hacia Barcelona podría ser más complicadas. Con todo, la previsión de llegada del Neutrogena a Barcelona es para la tarde del próximo martes 31 de marzo. 

Noticias MAR. 27, 2015 07:37

El GAES Centros Auditivos tiene ahora más viento que el Neutrogena y continuará así mientras ganen norte. Anna CorbellaGerard Marínnavegan con los alisios del NE con viento de 20-25 nudos. La media de velocidad del dúo catalán es de 11,6 nudos pero Altadill y Muñoz navegan 348 millas por delante de su posición.

El One Planet, One Ocean & Pharmaton mantiene su ventaja frente al We Are Water mientras ambos barcos mejorar su rendimiento al alcanzar latitudes más norte. Los vientos alisios están virando más al este en su posición lo que les permite a ellos emproar un poco más al este también. Los hermanos Bruno Willy Garcia navegan 118 millas por detrás de Aleix GelabertDidac Costa con una separación lateral parecida.

Por su parte, el Renault Captur recorre las últimas millas antes de cruzar al ecuadorJörg Riechers Sébastien Audigane aún deberán navegar 150 millas para cambiar de hemisferio. El paso por la zona de calmas ecuatoriales parece será bueno para el dúo franco alemán con una transición, previsiblemente, muy tranquila entre vientos del SE y del NE.

Cerrando la flota de la Barcelona World Race, el Spirit of Hungary de Nandor FaConrad Colman vuelve a navegar en un área de poco viento, especialmente frustrante para ellos tras haber escapado, presumiblemente, ayer de una zona de calmas.