Las mejores declaraciones de Nandor Fa y Conrad Colman

El navegante más veterano y el más joven de la flota navegando juntos a bordo del Spirit of Hungary. Experiencia e ímpetu, todo junto. Nandor Fa, un lobo de mar que ha vuelto a su hábitat natural para relatarnos la crudeza de la vela oceánica. Conrad Colman, es uno de los cronistas de la regata. Aquí las mejores declaraciones de ambos a lo largo de 110 días de competición.

Noticias ABR. 20, 2015 10:28

Conrad Colman – 02/01/2015 La casa del terror

“Esto es la casa del terror con el viento rolando de Norte a Este a Sur y vuelta a empezar. Cada cambio de velas o virada nos trae renovadas esperanzas de que el cambio será permanente pero no tarde en llegar el inevitable cambio otra vez y nos toca volver a empezar de nuevo”.

Nandor Fa – 06/01/2015 En el Atlántico
“Es una bonita mañana, un nuevo día, con nuevas esperanzas. No ha sido fácil psicológicamente, pero, oye… hacemos lo que podemos, hacemos todo lo posible y no podemos hacer más que eso. Somos optimistas de cara a nuestro futuro, los próximos días vamos a tener un poco de viento, pero por el momento escapamos de una trampa para caer en otra”.

Nandor Fa – 27/01/2015 Problemas con la mayor
Tuve que subir a lo alto del palo, cortar la driza y volver a pasarla por la polea exterior. La vela mayor vuelve a estar arriba y volvemos a navegar, pero no es perfecto, no podemos izarla hasta el tope”.

Conrad Colman – 29/01/2015 Como en casa
“Tras cuatro semanas de regata, tenemos la confianza, experiencia y condiciones para liberar al Spirit of Hungary de sus cadenas y dejarle correr un poco. El resultado es impresionante, con capas profundas de espuma y agua en spray barriendo la cubierta enviando cortinas de agua cayendo sobre la cabina”.

Nandor Fa – 08/02/2015 Lo que no te mata…
“Todo va bien, estamos avanzando, ¡y nos sentimos bien! Como dicen, lo que no te mata te hace más fuerte. Nos hacemos más fuertes con cada situación difícil. En los próximos cinco días vamos a tener vientos útiles y avanzaremos bien”.

Conrad Colman – 21/02/2015 Navegando deprisa
“¡400 millas en 24 horas y sin energía para levantar los brazos para celebrarlo! Hemos tenido condiciones ideales estos días para hacer muchas millas, y hemos establecido otro récord de velocidad para el barco”.

Conrad Colman – 23/02/2015 La herida de Nandor
Cuando lo he bajado, las gotas de sangre han caído sobre cubierta y me he quedado petrificado ante su rostro: sus ojos azules estaban encendidos del dolor y tenía sangre por todo. Se ha quitado el gorro y he visto un corte profundo, que sangraba abundantemente”.

Conrad Colman – 24/02/2015 Desde Bluff
“No vemos esta parada como un fallo, si no como una oportunidad de aprender de las miles de millas que hemos cubierto, una oportunidad para probar nuevas soluciones para las millas que nos quedan y aumentar así nuestras posibilidades de terminar de una forma segura en Barcelona”.

Conrad Colman – 07/03/2015 Todas las altas presiones
“Hay una regata en la parte de delante de la flota "mientras" que el Spirit of Hungary continúa aparcado en una zona de monstruosas altas presiones formadas después de que los demás pasasen por aquí”.

Conrad Colman – 15/03/2015 400 millas a cabo de Hornos
Bien, hoy es realmente impresionante... Puro... Hermoso... Furioso. Es difícil encontrar una palabra que resuma nuestras circunstancias en este momento. Estamos peinando la parte superior de la que probablemente sea nuestra última auténtica depresión del Sur y durante las últimas 18 horas hemos tenido viento de 40 nudos, con rachas de 45 a 50”.

Nandor Fa – 20/03/2015 OFNI
"Hemos tenido mucha suerte hace tan solo una hora. Por supuesto, golpear con algo por el camino que no cause demasiado daño en el barco es, de por sí, ser afortunados. Si no hubiera golpeado la quilla, uno de los timones habría sido la víctima y también podría haber dañado la 'hidro'. Algo, quizás no ahora, ha golpeado la orza también, porque el borde posterior estaba un poco dañado".

 Nandor Fa – 22/03/2015 La lesión de Conrad
“Poco a poco me di cuenta de que la embarcación se había clavado en una ola, él se deslizó, y entró en la cabina con la cabeza primero, en vez de con los pies por delante. Sospecho que la frente tocó suelo en primer lugar y a continuación los hombros y los brazos. Necesitamos una media hora para revisarle de arriba a abajo, e identificar que nada se había roto o torcido; sólo era dolor”.

Conrad Colman – 24/03/2015 El escritor ha vuelto
“Siento haber tardado tanto en escribir, pero resulta que sumergirse de cabeza en la sentina, dislocarse un hombro y golpearte hace que se bloquee el gran escritor. Además mis pensamientos oscuros estaban muy lejos de ser apropiados para el público, ¡al fin y al cabo mi abuela lee estos emails!”.

Nandor Fa – 07/04/2015 El mal de los vientos alisios
Tenemos el mal de los vientos alisios. Somos impacientes. ¡Queremos hacer algo grande para progresar mejor! Tenemos que prestar atención porque este estado puede ser peligroso. ¡La regata no se termina hasta que no estemos amarrados!

Nandor Fa – 17/04/2015 De vuelta al Mediterráneo
“Fue un gran sentimiento ver tierra otra vez. Nos felicitamos mutuamente y nos tomamos un desayuno de celebración con la buena comida que nos quedaba. Lo disfrutamos mucho”.