La vuelta al mundo del One Planet, One Ocean & Pharmaton

Aleix Gelabert y Didac Costa han impresionado con su vuelta al mundo. Los catalanes han ido a más en cada milla y han firmado uno de los más bellos episodios de la Barcelona World Race 2014/15. Cuartos en la clasificación, son el tercer equipo de esta edición que completa la circunnavegación sin detenerse. Su regata es un modelo digno de ser tomado como referencia en cualquier proyecto de vuelta al mundo. Han demostrado conocer el barco al mínimo detalle, con una puesta a punto envidiable fruto de un entrenamiento bien planificado e incansable.

Noticias ABR. 8, 2015 16:52

Aleix y Didac han navegado con el antiguo Kingfisher y lo han llevado al Olimpo de los veleros oceánicos. Ésta es la cuarta vuelta al mundo del velero que el gabinete Owen-Clarke Design concibió para Ellen MacArthur en 2000, y ha competido frente a ocho unidades del 2007 y 2014 quedando en cuarta posición. Han demostrado la calidad de su preparación y constituyen una realidad tangible de que los navegantes de la clase Mini son la mejor cantera para la clase IMOCA.

Del Mediterráneo al Atlántico, dentro de la normalidad

Tras una salida complicada, Aleix y Didac alcanzaron Gibraltar en quinta posición con unas 60 millas de ventaja sobre el We Are Water, y lo hicieron también por debajo del récord del Virbac-Paprec 3 de la anterior edición.

En el Atlántico, viraron hacia el Sur sobre el meridiano 11º W. En el momento de hacerlo, el We Are Water se encontraba a más de 100 millas y tenían al Renault Captur unas 50 millas por la proa.

Fueron aproximándose al norte de las Canarias manteniendo las distancias. Aleix y Didac decidieron pasar entre Fuerteventura y Gran Canaria, como el Renault Captur, pero el barco franco alemán fue acelerando y cuando superó el archipiélago estaba a más de 100 millas de distancia de su proa.

El We Are Water decidió dejar el archipiélago por el oeste, por lo que la lucha entre ambos quedó más referenciada cuando ambos barcos volvieron a compartir longitud y rumbo al norte de Cabo Verde. En aquel momento, el We Are Water se les había aproximado a 60 millas. Siguió comiéndoles millas hasta que el 12 de enero, sobre la latitud 5º N, Bruno y Willy Garcia los adelantaron.

Rezagados en el Atlántico Sur

Desde entonces, el We Are Water no dejó de tomar distancia progresivamente con los alisios del SE, mientras el Renault Captur se les escapaba también, mucho más al este. Al suroeste del anticiclón de Santa Elena, cuando comenzaron a virar definitivamente hacia el Este, el barco de Jörg Riechers y Sébastien Audigane se encontraba a más de 500 millas y el We Are Water a unas 176 de su proa.

Aleix y Didac descendieron mucho más al sur que sus perseguidos. Celebraron su bautizo en los Cuarenta Rugientes en el Atlántico, siendo los que más descendieron de toda la flota, ya que alcanzaron los 45º S, al límite de la zona de exclusión, antes de doblar el cabo de Buena Esperanza. Cuando lo hicieron el We Are Water se encontraba unas 530 millas a su N-NE.

Durante toda la travesía del Índico, Bruno y Willy Garcia se les fueron escapando y el 8 de febrero, cuando el We Are Water se encontraba en medio del Índico, les aventajaba en más de 1.025 millas.

Gran Sur, gran remontada

Pero desde ese día, Aleix y Didac comenzaron a recortar millas a su predecesor. Fue una intensa batalla casi siempre al límite de la zona de exclusión que comenzó en sistemas meteorológicos diferentes. Cuando doblaron el cabo Leeuwin, el We Are Water estaba a 800 millas y en un sistema de bajas presiones más al este, pero el One Planet, One Ocean & Pharmaton fue navegando siempre algo más rápido.

El 15 de febrero el Renault Captur anunció que tenían la pala del timón dañada y al cabo de tres días, el 18 de febrero, Jörg Riechers y Sébastien Audigane, incapaces de repararla de forma adecuada a bordo,no tuvieron más remedio que arrumbar hacia Wellington para una reparación más completa. La parada técnica del Renault Captur coincidió con el registro más alto de velocidad en 24 horas de Aleix y Didac en toda la regata: 17,8 nudos entre el 18 y el 19 de febrero.

Cuando el Renault Captur se reincorporó a la regata sus opciones de lucha estaban muy mermadas; su recalada en Wellington dio el cuarto puesto al We Are Water y el quinto al One Planet, One Ocean & Pharmaton. Cuando esto ocurrió, los hermanos Garcia se encontraban al sur de Nueva Zelanda, y Aleix y Didac se habían aproximado a 360 millas.

Al adentrarse en el Pacífico, ambos barcos comenzaron a navegar en el mismo sistema meteorológico, pero el We Are Water estuvo durante dos días en el sector de peor ángulo del viento. El 23 de febrero por la madrugada, el We Are Water había completado su octava trasluchada en 48 horas, por ninguna del One Planet, One Ocean & Pharmaton, que se había aproximado a 240 millas, con promedios de casi 17 nudos de velocidad.

La caza siguió implacable en la inmensidad del Pacífico, aunque el We Are Water aguantó el ritmo; pero el 3 de marzo Aleix y Didac volvieron a recortar distancias y se abalanzaron sobre Bruno y Willy al aproximarse a Hornos.

El We Are Water dobló el mítico cabo el 7 de marzo a las 22:06 UTC; el One Planet, One Ocean & Pharmaton lo hizo tan sólo 4 horas y 55 minutos después. En aquel momento, el barco de los hermanos Garcia se encontraba a unas 50 millas de su proa. Aleix y Didac salían del Gran Sur firmando una remontada de 975 millas.

Match race en el Atlántico

En el Atlántico Sur, Aleix y Didac continuaron recortando millas. Navegando en el mismo sistema meteorológico, ambos barcos marcaron estrategias paralelas y fue por velocidad que progresivamente el cazador dio caza. El día 15 de marzo, navegando con los alisios del SE ambos barcos se avizoraron y se sacaron fotos. Esa noche, el One Planet, One Ocean & Pharmaton culminó su remontada y superó en la clasificación al We Are Water. Tras un auténtico match racehasta los doldrums, ambos barcos intercambiaron de nuevo sus posiciones, y el One Planet, One Ocean & Pharmaton consiguió recuperar la cuarta posición y atravesar el ecuador por delante. La travesía de los doldrums fue lenta para ambos con largas horas a algo más de 2 nudos de media. El One Planet, One Ocean & Pharmaton fue el primero en alcanzar los alisios del norte y cuando lo hizo aventajaba a su perseguidor en 119 millas teóricas. Con plenos alisios Aleix y Didac lograron posicionarse unas 160 millas a barlovento de los hermanos Garcia y con unas 200 millas teóricas de ventaja, que fueron manteniendo de media hasta que viraron hacia el Este.

Al aproximarse al viento ligero del golfo de Cádiz, el efecto acordeón volvió a acercar al We Are Water por la popa, pero lograron atravesar el estrecho de Gibraltar con sus perseguidores a 60 millas por la popa.

La travesía del mar de Alborán fue muy dura, con levante de más de 35 nudos y mar de proa muy amenazadora para el material y agotadora para las maniobras. El We Are Water tuvo que buscar resguardo en el golfo de Almería para poner el tormentín y desliar las drizas, y allí perdió 30 millas y la posibilidad de seguirle batallando al One Planet, One Ocean & Pharmaton la cuarta plaza.