Esta noche, ecuador y Hornos

"Hornos dulce" para unos, "cabo temible" para los otros... Tras los pasos sucesivos del We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton en la noche del sábado al domingo, la flota de la Barcelona World Race cuenta cinco barcos en el Atlántico. Para el Renault Captur, la promesa de acabar con el Pacífico pronto se precisa. Pero si para los cuatro catalanes la roca chilena se ha mostrado conciliadora para permitirles disfrutar de un momento mágico (de día para los primeros, de noche para los segundos), la aproximación para Jörg Riechers y Sébastien Audigane se revela más peligrosa. El barco avanza ahora con vientos de unos 20 nudos, pero se está formando una depresión.

Noticias MAR. 9, 2015 07:52

A 390 millas de la punta más austral del continente americano, el Renault Captur podría avanzar rápido hacia su cita con el cabo de Hornos, pero la pala del timón de estribor defectuosa les obliga a levantar el pie del acelerador. De ahí que se espere al equipo franco alemán a las puertas del Atlántico durante la madrugada del lunes al martes. Será la primera vez para Riechers, y para los dos será un alivio poder empezar a remontar hacia condiciones más benévolas.

Un sentimiento que también conoce el Spirit of Hungary, que por fin salió del anticiclón que le había atrapado durante unos días al límite de la zona de exclusión antártica. Nandor Fa y Conrad Colman navegan ahora con un régimen de vientos del Oeste y en menos de una semana llegarían a Hornos.

En el Atlántico, 220 millas separan ahora al Neutrogena y al GAES Centros Auditivos, aún frenado por los vientos ligeros del sistema anticiclónico, mientras el Cheminées Poujoulat navega directo hacia el Norte con alisios moderados y sigue ganando terreno a sus perseguidores. ESta mañana Bernard Stamm y Jean Le Cam deberían empezar a ralentizar antes de entrar en el hemisferio norte esta noche, casi en el mismo momento en que el Renault Captur debería entrar en el Atlántico...