El neozelandés Conrad Colman navegará con Nandor Fa en el Spirit of Hungary

Había planeado disputar la Barcelona World Race, la vuelta al mundo a vela a dos y sin escalas, con su amigo y héroe de la infancia Nandor Fa, pero el regatista húngaro Marcell Goszleth ha tomado la valiente y pragmática decisión de dar un paso atrás. Nandor Fa navegará ahora con el neozelandés residente en Francia Conrad Colman, el ganador de la Global Ocean Race 2011/12.

Noticias NOV. 13, 2014 18:14

El tiempo de preparación y entrenamiento que tenían los dos navegantes húngaros se había reducido mucho por los trabajos adicionales de astillero que necesitaba su nuevo IMOCA 60, botado hace muy poco. A medida que el período de refit se extendía Goszleth empezó a reflexionar y ha acabado concluyendo que será más factible cumplir las ambiciones de Fa con un copatrón más experimentado en vela oceánica, dado el escaso tiempo que queda para las sesiones de agua. El ex regatista olímpico toma la decisión por el bien del equipo, para que el barco de bandera húngara pueda ser mucho más competitivo.

El equipo involucrado en el refit ha hecho un muy buen trabajo –explica Goszleth-. Durante los últimos meses han trabajado muchísimas horas en el barco. Sin embargo los trabajos han tardado más de lo previsto, y eso ha quitado un tiempo precioso a los entrenamientos en el agua, que yo echo en falta. De ahí mi salida. Tener a Conrad a bordo significa añadir al equipo una experiencia muy valiosa en navegación oceánica con tripulación reducida. Estoy seguro de que Nandor y Conrad formarán un equipo muy fuerte para la Barcelona World Race”.

Nandor Fa, por su parte, reconoce que al principio se preocupó: “Es tarde para hacer un cambio, pero he visto que es una decisión muy reflexionada y concienzuda. Es difícil no seguir con un amigo y copatrón como Marcell, pero se trata de lo que es mejor para el Spirit of Hungary en la Barcelona World Race, por eso admiro su elección. Ha renunciado a sus ambiciones personales por el bien del equipo. Seguirá ayudándonos como pueda y será uno de los miembros clave de nuestro equipo de tierra”.

Fa, que es uno de los pioneros de la clase IMOCA y que diseñó él mismo el Spirit of Hungary, hizo una llamada para encontrar el sustituto. Recibió un “sí” inmediato por parte de Colman, que reside en la Bretaña francesa, en Lorient.

El kiwi, como Fa, tiene la ambición de montar su propia campaña de IMOCA 60 en solitario.

Colman y la familia Fa se conocieron por primera vez durante una recepción en Nueva York, justo antes de la salida de la IMOCA Ocean Masters New York to Barcelona Race. Los dos navegantes enseguida congeniaron, por el hecho de compartir objetivos comunes, y por eso fue la primera persona a la que llamó el reconocido navegante húngaro.

Cuando me senté con Nandor en Nueva York nunca pensé que esto podría suceder. He querido hacer la Barcelona World Race durante mucho tiempo. De hecho he tenido muchas conversaciones en Barcelona, y he intentado hacerlo con mi propia campaña, así que estoy feliz con esta oportunidad y tengo muchas ganas de llegar a Barcelona”, dice Colman con una sonrisa.

De 30 años y con pasaporte estadounidense y neozelandés, Colman ganó cuatro de las cinco etapas de la Global Ocean Race de 2011/2012, para llevarse la victoria final de esta regata de vuelta al mundo. Navegó con diferentes patrones en cada tramo. Desde ese éxito ha estado buscando los recursos necesarios para poner en marcha su propia campaña de IMOCA 60.

De hecho viajó a Nueva York para reunirse con potenciales socios y para conocer a los miembros y gestores de la clase IMOCA. Cuando durante una cena escuchó el relato de la batalla de Fa por estar a punto para el inicio de la regata, enseguida ofreció su ayuda desinteresada para que el Spirit of Hungary estuviese listo para la travesía.

Además de la Global Ocean Race en Clase 40, Colman ha navegado muchas millas en IMOCA 60, incluyendo una travesía atlántica. Actualmente trabaja como preparador de Votre Nom Autour du Monde de Bertrand de Broc. Trabaja como velero y especialista en aparejos, y recientemente se ha dedicado a la fabricación de las velas de los Volvo Ocean 65 en la planta de Francia de North Sails.

“Estoy muy acostumbrado a subir a un barco y ayudar a crear un equipo ganador. Y en la Global Ocean Race ganamos cuatro de las cinco etapas, por lo que siento que tengo la experiencia necesaria. A Nandor le tengo mucho respeto y estoy sencillamente encantado de ir a navegar con alguien que es un mito para la vela oceánica en solitario”.

Entre los dos, Fa y Colman suman cuatro circunnavegaciones, aunque aún tienen que vivir su primera experiencia juntos en un barco. El Spirit of Hungary viaja en camión a Trieste (Italia), donde se botará este fin de semana para empezar las pruebas de agua finales.