El Groupama gana la Volvo Ocean Race

Con una progresión extraordinaria en las últimas etapas, el equipo francés superó al Team Telefónica y mantuvo a raya al resto de sus rivales. El equipo español queda cuarto después de haber liderado la clasificación general regata en las seis primeras etapas. Seis embajadores de la Barcelona World Race han participado en la regata que ha finalizado hoy en Galway (Irlanda).

Noticias JUL. 8, 2012 17:00

El Team Telefónica empezó la regata con una fuerza arrolladora. Venció en las tres primeras etapas oceánicas y en Sanya llevaba 28 puntos de ventaja al Groupama. Luego el equipo francés se fue recuperando y en Miami, al final de la sexta etapa y después de la costera, el barco de Franck Cammas estaba tan sólo a siete puntos del de Iker Martínez. Sin embargo, el barco español, que acumulaba cinco podios continuaba siendo el favorito al triunfo final.

Pero en la séptima etapa, entre Miami y Lisboa, el barco español, que lideró el primer tercio de la etapa, cayó en la llegada al cuatro puesto perdiendo el primer puesto de la general en beneficio del Groupama. A partir de este momento la regata se torció para el equipo español al tiempo que el francés, tras la costera de Lisboa y después de una polémica decisión del jurado que penalizó al Team Telefónica, se colocó a ocho puntos de distancia en la general.   

La octava etapa, entre Lisboa y Lorient, pasando por las Azores, fue decisiva. El Team Telefónica y el Groupama, protagonizaron una emocionante lucha en la que el equipo español logró batir por tres veces el récord de la distancia en 24 horas, dejándolo finalmente en unas memorables 560 millas. Pero en la entrada del golfo de Vizcaya, dos averías consecutivas en los timones dejaron al Team Telefónica fatalmente herido para seguir el combate cayendo al quinto puesto de la etapa y al quinto de la general. La victoria del Groupama en Lorient acabó de consolidar al equipo francés en el liderato.  

Siete embajadores de la Barcelona World Race han completado la Volvo Ocean Race. En el Groupama francés, Damian Foxall, caña y trimmer y Jean-Luc Nélias en la navegación; en el Team Telefónica español, Iker Martínez, patrón, Pepe Ribes, capitán, Xabi Fernández, trimmer, y Andrew Cape, navegante.  

Iker Martínez: “El Groupama es justo ganador” 

Al acabar la novena etapa en Galway, Iker Martínez declaró: “Quiero dar la enhorabuena al Groupama, se lo merecen, han sido justos ganadores de la regata”. Por su parte, Xabi Fernández resumió así su decepción por un triunfo que tuvieron muy cerca:  “Tenemos la sensación de haber estado por delante en el partido y luego perder en el tiempo de descuento. La verdad es que el Groupama lo ha hecho muy bien, ha ido paso a paso. Empezó un poquito más flojo pero luego fue mejorando y ha sido un justo vencedor, hace tiempo que decíamos que iba a ser el rival más duro.” Por su parte, Pepe Ribes, capitán del barco español, afirmó: “De esta vuelta me quedo con las etapas que hemos ganado y los momentos que hemos estado liderando. Y que hemos hecho una vuelta al mundo más.” 

Respecto al resultado del Team Telefónica, Iker Martínez declaró: “Con todo lo que hemos tenido no hay excusas. Teníamos que haber ganado, era nuestro objetivo, no lo hemos conseguido y no estoy contento por ello. Si por algo estoy contento hoy es porque hemos vuelto todos a casa, que cuando das una vuelta al mundo de éstas es lo primero. Pero no os podéis imaginar las ganas que puedo tener ahora mismo de intentar poder tener la revancha en algún momento dado." 

Críticas al sistema de clasificación y a la nueva regla 

Los españoles se mostraron críticos con el sistema de puntuación de la regata, ya que, según declararon en Galway, se ha dado la circunstancia de que por primera vez en la historia el barco más rápido en tiempo no va a ser el ganador; pues el Team Telefónica ha invertido exactamente 125 días, cuatro horas, 13 minutos y 33 segundos en hacer esta vuelta al mundo y el siguiente barco ha empleado seis días más. 

Iker Martínez mostró también su decepción respecto a la nueva regla que regirá el diseño y la construcción del nuevo monotipo de la regata que será diseñado por Bruce Farr y en cuya construcción estarán únicamente involucrados astilleros de Inglaterra, Suiza, Italia y Francia. A este respecto, el patrón español declaró: “Yo personalmente no me veo para nada en la próxima edición, no creo que a día de hoy deportivamente tengamos tiempo para poder arrancar. Además hay tantas incertidumbres, tantas cosas en el aire…: una regla que no sabemos cómo va a funcionar, una clase que no sabemos cómo va a ser y faltan menos de dos años, con lo cual, hoy, yo personalmente no me veo ahí. Mañana ya veremos”. Iker añadió: “Si de algo puedo sentirme orgulloso es que hemos acabado una vuelta al mundo y que el barco se ha diseñado y construido en casa y es nuestro barco. A nivel personal no me hace ninguna gracia comprarle el barco a un extranjero. Y eso parece que va a ser así, y no me gusta." 

El patrón del Team Telefónica reforzó sus argumentos con los aspectos relacionados con la seguridad en las difíciles condiciones del Gran Sur: “Creo que hay además un apartado muy importante en esta regata que es el desarrollo y también la seguridad. Estás en el océano Sur, donde hay mucha mar, donde las cosas se complican… E ir a un lugar de esos, con un barco que no sé muy bien cómo se ha construido, ni diseñado, ni sé muy bien cómo puede reaccionar… pues probablemente no me compense. Yo creo que no seré capaz de coger la responsabilidad absoluta de 11 personas en un barco en el que no tengas tú el control absoluto y total. Como yo soy el primero en el barco que tengo que empujar quiero hacerlo con la seguridad de que eso va a responder."