Vientos de 30 nudos y rachas de 40

Nandor Fa (Spirit of Hungary):12 de marzo de 2015, 00:50 UTC,

Nos cruzamos en medio del camino de una gran ola. Nos agarró y simplemente nos lanzó a 20 metros. Por supuesto, el agua arrasó el barco y chocó con la parte inferior de la vela de proa. Ésta resistió y fue la causa de que la driza rompiera la polea exterior de kevlar que está delante del bloqueador y su núcleo interno. El enrollador se había detenido a la altura de 1 metro, y la vela se veía como un mini gennaker para viento fuerte. Lo desenrollé y volví a enrollar y ahora está en su sitio funcionando bien, aunque con la capa exterior rota. Lo tenemos que cambiar lo más pronto posible, pero no será hoy.

Emails de los barcos MAR. 13, 2015 12:03

Cada vez que el viento baja de 30 nudos y decidimos sacar un rizo, arrecia de nuevo a 40. De esta manera, por supuesto, seguimos con los tres rizos y la vela de estay. 

13:00 UTC,
Al final, sacamos la tercera línea de rizos  y navegamos de esa manera toda la noche. El viento no respeta esto en absoluto, manteniendo sus 40 nudos; en realidad esto es sólo un corto período cuando es más tranquilo. Es mi guardia y ahora navegamos muy rápido entre las olas, no hay ninguna señal de que el viento tenga la intención de disminuir.

Este es el cuarto día que estamos navegando en la misma borrasca. Su zona más fuerte está a unas 500 millas por delante de nosotros, donde navegamos ahora está algo más tranquilo, pero no tengo ni idea de cuanta tranquilidad tendremos, ya que incluso aquí recibimos 50 nudos de vez en cuando. Tiene que haber bastante viento allá, pues se han creado estas enormes olas, eso es seguro. Es muy agotador a largo plazo, no tenemos un momento de descanso. Incluso cuando el viento se calma un poco a veces, las olas no se aplacan, siguen llevándonos como un perro astuto lleva el felpudo.

De acuerdo con el pronóstico anterior, las condiciones deberían de haber aflojado. Pero, de acuerdo a la previsión más reciente, ya no. Sólo aflojará muy cerca de Hornos.