Un dia en la oficina

Didac Costa (One Planet, One Ocean & Pharmaton)

Desde que dejamos atrás los 'doldrums' nos hemos instalado en una cierta rutina: cada día es parecido al anterior.
Hace mucho bochorno y un calor intenso. Sólo a partir de mediodía, cuando el sol se esconde detrás de la vela de proa, nos atrevemos a salir a bañera.
No hacemos más que uno o dos cambios de vela al día, coincidiendo con la llegada de algún chubasco durante la noche. Son de corta duración y nos hacen ganar dos o tres nudos de velocidad, pero hay que ser prudentes y conservadores y reducir el velamen a tiempo.

Emails de los barcos ENE. 17, 2015 11:54

Por lo demás, es una navegación tranquila y agradable -con viento moderado y buena mar- ¡tanto que en algún momento llegamos a olvidar que estamos en regata!
La jornada la pasamos haciendo ajustes constantes a las velas, pequeñas reparaciones, controlando los equipos científicos que llevamos a bordo y estudiando la meteorología y la estrategia para los próximos días, además de comer y descansar.
Un día normal en la oficina...
Mañana, ¡otra vez!

Didac