“Queríamos experimentar un nuevo paso del ecuador más al este”

Sébastien Audigane (Renault Captur):

“Este fin de semana no he tenido ni un minuto para mí. Mi compañero Jörg me había invitado a pasar un fin de semana al aire libre en su nuevo barco Renault Captur. Hemos entrado en los doldrums, un lugar encantador, aunque hace un calor sofocante; no vemos el cielo; grandes nubes blancas y grises llegan en cuestión de minutos y descargan trombas de agua; todo acompañado de fuertes ráfagas de viento; no hay ni un ánima, nada de peces, nada de pájaros. Nada. Pero sí, ¡es agradable!

Emails de los barcos ENE. 12, 2015 14:01

Para llegar hasta aquí hemos tenido que navegar con condiciones bastante duras: viento portante con el spi, dos trasluchadas en una noche negra, evidentemente sin faros.

Es físico, este deporte. En cada cambio de bordo hay que mover unos 600 kilos de material, entre velas y comida.

En cuanto a la comida, es una locura. Los marinos comen liofilizados, así los llaman. Es lo mismo que en casa (sí, sí), pero en deshidratado. Es decir, en polvo. Un poco de agua hirviendo, diez minutos de espera y está listo…

Bueno, en resumen, que me desvío del tema. Hemos salido para pasar estas famosas calmas ecuatoriales. Queríamos experimentar un nuevo paso un poco más al este que lo normal. Las informaciones meteorológicas recogidas en cantidad parecían justificar esta ruta, y era el caso ayer domingo por la mañana, en que navegamos con un buen viento portante.

Creemos haber encontrado la salida. Viento, cambio de vela, enrollado del gennaker, J1 izado. Una buena hora de maniobras… Una pequeña pausa y ¡hop! El viento ha caído por completo. Hacía mucho tiempo que no poníamos el Código 0… ¡Ala! ¡Código 0 puesto! (Cuando uno pone el Código 0, es que no hay mucho viento).

Este nuevo paso iba bien al principio, pero el viento a la salida no se ha presentado a la cita.

03°25'358N/024°41334W”