Peras y manzanas

Nandor Fa (Spirit of Hungary):

Hicimos el cambio de turno a las 2 de la mañana. Ambos estábamos bastante cansados, ya que hemos estado conduciendo el barco nosotros mismos por turnos. De este modo podemos mantener mejor la velocidad, con velas bastante grandes. Nuestra velocidad es constantemente de entre 14 y 20 nudos, pero todavía nuestra velocidad media medida por el tracker es de 13,7.

Así que en el momento que íbamos a hacer el cambio de guardia, los dos dijimos “tenemos que trasluchar” al mismo tiempo. Enrollar el A3, cambiar la mayor de lado con el mayor cuidado posible, y después sacar de nuevo el A3 en la otra amura. Cuesta 15 minutos de concentración total y trabajo. Siempre es una gran emoción después cuando el barco porta en el nuevo rumbo. El próximo objetivo es el ecuador, esperamos que de una trasluchada.

Emails de los barcos ENE. 12, 2015 22:55

Así es como hemos navegado entre 14 y 20 nudos hasta que el A3 pareció ser demasiado con el viento creciendo a 25-27 nudos. Incluso llevando el timón manualmente, era demasiado. Salté de mi turno de descanso para cambiarlo y lo enrollamos. Desafortunadamente al enrollar se resbala un poco y el génova se salió dos veces después de que terminásemos con el winche. Puede ser que la tela sea un poco fina. Lección: no puedes parar hasta que hayas terminado. Así que, A3 abajo, y ponemos el reacher en su lugar, y nuestra velocidad es casi la misma, 13-19 nudos. Ahora estoy en mi guardia, Conrad descansa. Ya le tocaba, porque se ha estado forzando demasiado.

La cabeza de la flota ya está navegando en los alisios del Sudeste —aunque todavía poco a poco—, han cruzado el ecuador. No es una sensación agradable verlos, están demasiado lejos y de momento no podemos hacer nada al respecto, no tenemos respuesta. Nuestra velocidad sigue siendo sólo similar a la del centro de la flota, la cabeza es obviamente más rápida.

El BOSS [“el jefe”, por Hugo Boss] mostraba una media de 19 nudos en el tracker. Puedo imaginar lo que tienens que hacer para conseguir eso, al menos 25-27 nudos sobre las olas, seguro. Usen las velas que usen, seguro que cargan mucho, y el barco tiene que poder aguantar ese esfuerzo también. Nosotros también hemos estado exprimiéndolo al máximo, empujándolo a una fina línea entre lo posible y lo que asusta, y eso es lo que hay para nosotros. Por supuesto, nos faltan muchas cosas, hasta ahora he estado comparando peras con manzanas. ¡Pero queremos ser peras!

Empieza a hacer calor durante el día pero no se puede ir sin traje de agua, ya que los rociones no paran de entrar. Las noches son sin duda frías. Oh sí, y oscuras. La luna sube sólo al amanecer y incluso entonces, parece débil. Cuando gobernamos el barco manualmente, nuestras referencias son sólo las estrellas y los instrumentos. Mirar a los instrumentos todo el tiempo cansa mucho. Una hora ya es bastante, y ya necesitas descansar.

Nos quedan tres días para llegar al ecuador, estamos avanzando bien también.”