Peces voladores y botellas con mensaje

Nandor FaConrad Colman mantienen una nueva lucha a bordo del Spirit of Hungary. Superados en número y siempre atacados por sorpresa, Fa y Colman nos explican cómo combaten (y devuelven al mar) a los peces voladores que aterrizan repetidamente en cubierta. Además, Conrad ha vuelto a enviar una botella con mensaje. Esta vez con un destinatario concreto. 

Emails de los barcos ABR. 7, 2015 12:37

Nandor Fa:

"Oí un impacto, después un aleteo intenso… Salí fuera, y ahí estaba, bajo la bolsa de cabos. Cogí sus alas y lo devolví al mar. Había otro junto a él, inmóvil. También lo lancé al mar. Cuando volvía a la cabina escuché el sonido de otro impacto, un silencio, y aleteo otra vez. Salí fuera, había aterrizado al lado de la cabina, de mala manera pero aún con vida volvió al mar. Aquí tenemos a otros dos que aterrizaron antes pero no vimos. Los devolví al mar. Cada tres o cinco minutos un pez volador llega, habiendo perdido la ruta, y muchas veces lo pagan con la vida. No son muy grandes, de unos 15 cm, pero no me los comería ni aunque fuesen más grandes. ¡Huelen fatal! Dejaría de oler así si los cocinase. Ya los he probado, y me arrepentí de ello.

El problemas con las algas no ha cambiado. Estamos ya en la latitud 12ºN y hemos tenido algas desde los 2ºS. Esto son unas 850 millas, cerca de 1.500 km, ¿cuanta alga sería? No me gustaría ser pescador aquí, deben coger más algas que peces, eso seguro. Por supuesto, supongo que utilizan redes bajas, pero aún así no debe ser fácil.

Nuestro corto verano se ha terminado, tenemos que ir vestidos durante el día también, y por la noche nos tenemos que abrigar. Aunque el agua aún esté a 21ºC, el aire solo es caliente cuando hay sol.

Mi esperanza de que las algas desaparecerán con la bajada de temperatura del mar. Su forma y apariencia ha cambiado, son más grandes y flotan de forma arbitraria solas, sin formar islas, probablemente a causa del viento y las olas. ¡Pero aún son buenas enganchándose al barco! Un poco menos, pero aún tenemos que parar de vez en cuando para sacarlas.

Nuestro viento ronda los 15-17 nudos y nuestra velocidad es de unos 9-10 nudos rumbo Norte.

7 de abril a las 5:20 UTC
Posición: 14º03’N 33º01,5’W
Temperatura del agua: 21ºC

Conrad Colman

"Posición: 13º42’N 33º01’W
¡Latitud de Cabo Verde!

Poco después de lanzar mi última carta en la oficina de correos del Atlántico Sur recibí un mensaje excelente de un desconocido, llamado Francis, quien decía que tendría los ojos bien abiertos en busca de mi botellas en su playa local. Como él vive en un pequeño pueblo de la República Dominicana sin nombre de calle o servicio postal, enviarle un mensaje en una botella parece una buena forma de entrar en contacto. Ahora bien, no creo que tenga muchas posibilidades de recibir el mensaje puesto que lancé la botella en una corriente que baja hasta el sur para después girar a la izquierda bordeando la costa Africana.

Aún así, me gustó el mensaje de Francis y como tenía otra botella decidí aumentar sus posibilidades enviándole una carta directamente a él. Este nuevo mensaje, lanzado en 12º81’N 32º51’W será llevado hacia el oeste y después hacia en norte en la famosa corriente Gulfstream que bombea calor de las regiones ecuatoriales más allá de la costa de EE.UU. antes de calentar el continente europeo. A lo largo del borde de este corriente hay continuos giros y remolinos y no puedo hacer más que esperar que escape de ella y llegue al mar del Caribe y hasta República Dominicana. En cualquier caso, ahora Francis tiene una buena razón para esperar encontrar mi segundo mensaje cuando esté paseando a su perro por la playa. Cruzo los dedos por ti, amigo.

Seguimos bajo el ataque nocturno de los peces voladores y trimar las velas se ha convertido en una tarea peligrosa. Creo que apuntan a mi frontal porque regularmente veo las siluetas, azul plateado, de estos misiles pasando delante mío cuando me atrevo a comprobar el estado del foque. Si les atrae la luz, deben estar todos excitados pues la luna llena es impresionante. En esta regata hemos visto muchos ciclos lunares pero aún siéndonos familiares es imposible mostrar indiferencia ante la belleza de navegar sobre un mar plateado bajo la luz de la luna llena. Noches preciosas como estas son las memorias que atesoraré cuando todas las duras labores, el estrés y la ansiedad hayan desaparecido meses después de nuestra eventual llegada a Barcelona."