“No podemos subir la mayor al tope del mástil”

Conrad Colman (Spirit of Hungary):

“Habíamos escapado de la zona de calmas donde nos habíamos quedado atrapados unos días y empezábamos a salivar con las previsiones meteorológicas que nos anunciaban 20 nudos para el martes, pero las cosas se han torcido un poco. Como las condiciones iban a ser un poco más fuertes, decidimos hacer algunas reparaciones para atacar la nueva parte del viaje. Me había dado cuenta de que había algunas zonas deterioradas en la vela mayor, así que me preparé para poner unos parches de Dr. Sail. La operación no nos debía quitar más de diez minutos.

Emails de los barcos ENE. 27, 2015 13:10

Hemos estado más tiempo del previsto porque había más zonas deterioradas. A continuación hemos subido la mayor, sudando pero contentos de nuestro trabajo. Justo después de la maniobra, hemos visto que la mayor no subía hasta el tope del mástil. La hemos bajado y vuelto a subir, y ha vuelto a bajar. Con los prismáticos (sí, sí, ¡el palo es realmente alto!) hemos podido constatar que la driza había seccionado el tubo del mástil.

Nuestro mástil, de carbono, es muy resistente. ¡Pero la driza es aún más fuerte! La driza ha salido de la polea y, bajo tensión, ha seccionado 30 centímetros del tubo del mástil antes de bloquearse. De esta forma no podíamos ni izar ni bajar la vela y, con las condiciones de los próximos días, hubiese sido como no poder levantar el pie del acelerador cuando te aproximas a una curva. Así que he izado a Nandor a lo alto del mástil para que pudiera cortar la driza para desbloquearla. Lo ha conseguido después de algunos intentos –durante la acción yo he aprendido algunas palabras nuevas en húngaro-. Luego me ha enviado la parte seccionada a cubierta y la he reparado. Ahora tenemos la driza por la parte exterior del mástil y pasada por una nueva polea.

Eso sí, no podemos izar la mayor hasta el tope, así que vamos a sufrir con vientos ligeros. Es bastante frustrante, no mejoramos desde el inicio de la regata. A pesar de ello, estamos contentos porque hemos sido eficaces, hemos encontrado una solución rápida y hemos evitado tener que abandonar. Nuestro dúo ha funcionado bien.

Vamos a seguir batallando… Tengo ganas de llegar a la parte en que todo vaya bien, ¡espero que llegue pronto!”.