Llamando a las puertas del cielo

Guillermo Altadill (Neutrogena):

El Neutrogena planea en las olas a 23 nudos, la luna está arriba del todo y se ven perfectamente las olas plateadas. Llevo los cascos de música puestos y suena Bob Dylan (Knocking on the heaven's door). Voy pensando en mis cosas: la suerte que tengo de hacer esto, mis hijos, mis amigos, como van a ser los días que nos quedan en la proa y como han sido los que se quedan en la estela. También intento inmaginarme cómo será la regata cuando empieze el Sur, esas noches en que ya no puedes escuchar música, ni pensar en tus cosas, donde el océano, las olas y el viento reclaman tu atención y la única música que oyes es el estridente violín de la jarcia, los tambores de los impactos del casco con las olas o el rugido del león cuando el timón cavita. Mientras, Dylan sigue cantándome al oído y pienso que ya está bien de pensamientos y de cavilar en lo que aún no ha pasado; ahora lo que tengo que encontrar es la puerta del hemisferio sur y hacer que el Neutrogena vaya mas rápido.

Guillermo Altadill

Atlántico 007 28 N

27 24 W

Emails de los barcos ENE. 10, 2015 21:25