La vida rasgando las olas

Nandor Fa (Spirit of Hungary):

17 de febrero 03:20 UTC de la mañana

He estado toda la mañana a la caña, intentando mantener el barco en el ángulo correcto respecto al viento, que es 145-150º. Este es el ángulo en el que el barco es más estable, no orza ni cae. El viento es de entre 35 y 45 nudos cuando es bueno, lo cual no es muy llevadero.

Emails de los barcos FEB. 17, 2015 13:56

No es buena idea frenar el barco porque por un lado no avanzaríamos, y por otro, esto es mucho más seguro. Si vamos lentos somos mucho más vulnerables a las olas. A ellas les da igual la belleza del barco, lo golpean por donde pueden. El único modo seguro es correr. En nuestro caso, esto varía entre 15 y 24 nudos, con dos rizos en la mayor, y el foque. Así que lo mantengo de través abierto lo más que puedo, pero las olas quieren hacernos girar muy agresivamente. Cuanto mas rápidos somos, menos chocamos contra las olas frente a nosotros. Aun de este modo, a veces lo hacemos, lo cual frena el barco, y las olas inundan la cubierta, y el agua fluye por todas partes. Mientras tanto, el barco se sacude tan agresivamente que siempre necesitamos agarrarnos a algo. Si no, sales volando hasta que algo te para.

Esperé hasta que llegó a los 44 nudos y entonces salí a poner el tercer rizo. Ahora el barco es más estable y sigue siendo rápido, aunque no tanto como antes. No basta con ir rápido, tienes que llegar de una pieza. La previsión para la noche es de viento más fuerte. Por supuesto, siempre que acabas de poner rizos, el viento se calma, y así pasó esta vez. No voy a provocarlo, así que lo dejaré todo como está durante un rato.

Antes soñaba con tener un barco que mantuviese la dirección, y con el que poder ir rápido en el Sur. Ahora puedo informar: tengo uno, el Spirit of Hungary. Y lo tengo por seguro ya que estamos navegando con olas grandes y agresivas. Tengo muy buenas sensaciones, aunque las condiciones se están volviendo bastante inhumanas.

Aunque hace mucho frío, me he sentado a comer fuera. Es una auténtica experiencia simplemente sentarse y mirar cómo el barco va suavemente rasgando su camino a través de olas de la altura de dos pisos. Con 32 nudos de viento las olas aún nos pueden atrapar. Con 35-37, vamos con las olas, y el barco se asienta bien sobre las espaldas crecientes de las olas y surfea con ellas durante minutos. Cuando el viento llega a los 40 nudos, "Miss Spirit of Hungary" se vuelve loca y salta de una ola y cae en otra, como queriendo apuñalarla, a veces con éxito. Nuestro ángulo respecto al viento es todavía de 145-150º y no giramos más de 10º. Normalmente tenemos entre 35 y 42 nudos de viento y podemos seguir yendo hacia el Este a buen ritmo.

A las 06:50 UTC nuestra posición es 44° 59' S, 109° 47' E, y estamos a 230 millas de Leeuwin.

Ahora es por la tarde aquí. Conrad se ha levantado, ha hecho algo de comer y se ha puesto a la caña. Voy a hacer una visita a mi húmedo y frío saco de dormir... Es un buen sitio después de 10 minutos.