Conrad Colman: "No vemos esta parada como un fallo"

Posición: 49º13’ S 157º19’E (450 millas al suroeste del extremo de la isla sur de Nueva Zelanda)

Rumbo norte otra vez, pero ahora rumbo a un refugio seguro. Un corta parada en Bluff, en el punto más sur de la Isla Sur que nos permitirá revisar el barco entero, poner fin al drama de la mayor y Nandor podrá recuperarse de la carnicería que le propinó ayer el mástil.

Emails de los barcos FEB. 24, 2015 09:49

No vemos esta parada como un fallo, si no como una oportunidad de aprender de las miles de millas que hemos cubierto, una oportunidad para probar nuevas soluciones para las millas que nos quedan y aumentar así nuestras posibilidades de terminar de una forma segura en Barcelona. Candor y yo estamos jugando un juego a largo término. Él se está preparando para volver a la Vendée Globe y yo para realizar mi primer asalto, una palabra que ahora suena más apropiada que nunca de cara a la épica regata en solitario de 2016. Si unas cuantas horas fuera de regata en un puerto bien provisto nos permite superar los problemas y preparar mejor los retos del futuro, entonces estamos totalmente de acuerdo con ello. De hecho, he hecho una lista de pros y contras de la parada, y el único punto en contra de la parada es que tendré que esperar un par de años más para poder completar ¡mi primera vuelta al mundo sin escalas! Un pequeño precio que debemos pagar.

Así que (como ha sido la gala de los Oscar, como veis lo sé todo) quiero enviar un agradecimiento especial a mi tío Gray quien ahora está corriendo por Auckland comprando herramientas y repuestos antes de reunirse con nosotros en Bluff, el miércoles. Los grandes equipos tienen a profesionales preparados para volar desde Europa con cartones de bienes pero para mantener el espíritu del Spirit of Hungary, vamos a seguir con el tema familiar; será bueno ver una cara amiga y familiar en puerto cuando lleguemos. Un compañero chapista y constructor de barcos; será bueno compartir la gloria de la clase IMOCA con Gray, ¡aunque será un tanto triste añadir calcetines malolientes en lugar de mujeres con pompones como pasa en muchos deportes profesionales!

Conrad Colman
Spirit of Hungary