Cincuenta sombras de gris...

Conrad Colman (Spirit of Hungary):

Posición: ¡Perdidos en la gran expansión de un día gris en el océano!

Condiciones: grises.

Viento: de proa.

Pronóstico: más viento en contra.

Espíritu: no optimista.

Hoy es uno de esos días en los que te encuentras rodeado por un sinfín de combinaciones de gris húmedo y blanco triste, y no, sin mujeres, ¡éstas no son las 50 Sombras de Grey por las que merece la pena emocionarse!

Emails de los barcos FEB. 5, 2015 20:16

Actualmente estamos haciendo nuestro camino a través de un mar lleno de baches con un viento constantemente incierto, lo cual es casi tan emocionante como ir por un camino de carro tirado por una mula coja. El Spirit of Hungary está disfrutando las condiciones casi tanto como nosotros, golpeando en cada ola y escorando en cada racha. Tuvimos un momento de emoción cuando un gran golpe hizo virar el barco inesperadamente. Con la quilla y el lastre y todo el material estibado en el interior, a un lado, para mejorar nuestras maniobras, el barco se revolcaba como borracho con las velas empujando havia el lado equivocado y escorado de manera espectacular. Solté las velas y puse el otro estay para asegurar el mástil y, finalmente, nos metimos en nuestro camino de nuevo, pero me di cuenta de que la información del viento estaba alocada. El golpeteo lanzó un conjunto de instrumentos de viento fuera del mástil, dejándonos con tan sólo uno de seguridad ¡para el resto de la vuelta al mundo!

Entre Nandor y yo, uno siempre esta regulando la potencia en el barco con una mano lista en el timón, pero esto permite al otro recuperar el sueño o los placeres domésticos. Tomé un baño de esponja en el relativo calor del día y estoy leyendo la historia de cruzar entre las islas del coral en el Océano Pacífico de Robert Louis Stevenson. ¡Mi reino por un coco!

En el Océano Índico, menos tropical, estamos acompañados a veces por tres o cuatro albatros errantes y varios petreles de cola corta australianos (http://b.ly/1I2uYjz) que forman una hermosa silueta en negro sobre las nubes grises. Los albatros a veces vienen y vuelan en formación baja con nosotros, a pocos metros de la parte trasera del barco, y parecen estar inspeccionando estas divertidas criaturas vestidas de rojo y amarillo fluorescente. El padre probablemente piensa que podría alimentar a Edmond y al huevo y a la cría Harry durante meses ¡si pudiera hacerse con uno de nosotros! A primera vista parecen gaviotas grandes pero están muy bien diseñados para hacer planeos de larga distancia y tienen un perfil majestuoso pasando la punta de una ala a escasos centímetros de una ola mientras se planean sin esfuerzo sobre el mar furioso. Puedo mirar a nuestro escuadrón privado durante horas y apreciar su compañía en estas regiones apartadas del mundo.