Clase IMOCA: las quillas en el punto de mira

Ante la Asamblea General que se celebrará los próximos 18-19 de abril, la IMOCA va a tomar decisiones técnicas que van a marcar el futuro de la clase. La fiabilidad de los barcos y los costes económicos son los conceptos que van a definir la agenda y los que van a ser los principales inspiradores de los cambios que se prevén en el reglamento. La pasada Vendée Globe ofrece los últimos elementos y datos para el debate. En esta edición, las quillas han adquirido un nefasto protagonismo, contrapuesto a la fascinante progresión tecnológica de los barcos, cuyos patrones, sometidos a una lucha titánica sin descanso, han logrado récords difíciles de imaginar.

Artículos ABR. 5, 2013 01:00

Las regatas de vuelta al mundo son el gran test de la flota IMOCA. La Vendée Globe y la Barcelona World Race son el escenario en el que barcos y navegantes dan de sí lo máximo para lo que han sido concebidos. La Vendée Globe, en solitario ha sido tradicionalmente el eje en el que se ha vertebrado el desarrollo técnico de la clase. Como siempre, las  más significativas averías, que han provocado en esta ocasión nueve abandonos, marcan el foco técnico de las conclusiones y suministran los principales datos de referencia para el debate que se desarrollará en la próxima Asamblea General de la IMOCA. Tras esta edición, el dossier de trabajo técnico ha aumentado con muchos datos para una reflexión que va a decidir resoluciones importantes para el futuro de la clase a largo plazo.

Barcos nuevos: el aval de las cifras

Como siempre la vuelta la mundo en solitario sin escalas ni asistencia no ha defraudado. Ha sido una regata emocionante en la que la historia humana ha sido protagonista indiscutible y, también como siempre, a la admirable experiencia de los 20 solitarios se tiene que añadir el fascinante espectáculo que supone ver al binomio hombre-máquina competir en las duras condiciones existentes en el océano. Esta lucha ha sido singularmente intensa en esta edición, especialmente por el liderazgo, protagonizada por unos increíbles François Gabart (MACIF) y Armel Le Cléac’h (Banque Populaire) que han llevado el crono por debajo de los 80 días y han llegado a Les Sables con  algo más de tres horas de diferencia, algo impresionante tras un recorrido teórico de 24.394 millas. Hay que remontarse a la edición de 2004/05 para ver una diferencia de 6 horas y 33 minutos, entre el vencedor, Vincent Riou, y el segundo, Jean Le Cam.

Con sus 78 días, 2 horas, 16 minutos y 40 segundos, François Gabart ha navegado a una media sobre el agua de 15,29 nudos (28.646 millas reales navegadas) y ha pulverizado la gran marca de Michel Desjoyeaux de la pasada edición (84 días, 3 horas, 9 minutos y 8 segundos, a 14,02 nudos de media sobre el agua). A sus 29 años, ha destronado a Alain Gautier, quien en 1992 ganó con 30 años, como el vencedor más joven de la regata. Pero no sólo Gabart y Le Cléac’h han volado sobre el océano: Alex Thomson, con 80 días y 19 horas también ha batido el registro de Desjoyeaux (y con un barco, el ex-Estrella Damm, de 2007); y Jean-Pierre Dick, quien aun navegando las últimas 2 643 millas sin quilla, se ha quedado a unos dos días del tiempo de Le Professeur.

Gabart logró también una marca impresionante: navegar 534,8 millas en 24 horas, lo que significa un promedio de 22,27 nudos. El anterior récord en un IMOCA Open 60 lo ostentaban Jean-Pierre Dick y Loïck Peyron, quienes lograron navegar 506,33 millas en 24 horas en la pasada Barcelona World Race. Casi 30 millas más, y en solitario, dejan bien clara la marca estratosférica de Gabart a bordo del MACIF.

Tiempo habrá para analizar con más detenimiento en otro artículo los detalles técnicos que se esconden tras estos datos y que avalan la evolución tecnológica de la clase, pero lo que es evidente es que la máxima competitividad en el pelotón de cabeza, con un tremendo duelo en la segunda mitad de la regata entre François Gabart y Armel Le Cléac’h, generó la presión necesaria para el binomio hombre - máquina llegase a estas cifras.

Pero también es evidente que la “generación Verdier/VPLP” ha generado un vuelco tecnológico en cuanto a diseño en los barcos nuevos. Los cuatro dibujos del gabinete francés que tomaron la salida - MACIF, Banque Populaire, PRB y Virbac-Paprec 3 - venían avalados por unos resultados contundentes por su superioridad en las regatas anteriores y, tan sólo el Cheminées Poujoulat, diseñado por Juan Kouyoumdjian, parecía capaz de hacerles sombra, ante la falta de rodaje del Owen Clarke Acciona 100% EcoPowered. La combinación de extrema ligereza y polivalencia de estos diseños es, hoy por hoy, la referencia y es de destacar a los dos primeros, el MACIF y el Banque Populaire, ambos construidos en Green Marine y ensamblados en CDK bajo la dirección del equipo técnico de Mer Agitée, la escudería de Michel Desjoyeaux; toda una evidencia que el trabajo técnico continuado da sus frutos en forma de barcos rápidos y, sobre todo, fiables.

45 % de abandonos, una media habitual

Si analizamos el porcentaje de abandonos de esta Vendée Globe (45 %) vemos que se sitúa aproximadamente en la media de las medias de las anteriores ediciones. He aquí una tabla resumen de las tasas de retirados en las vueltas al mundo de la Clase IMOCA:

Vendée Globe 1989/90: 13 participantes / 6 abandonos  (46 %)

Vendée Globe 1992/93: 15 participantes / 8 abandonos (53 %)

Vendée Globe 1996/97: 15 participantes / 9 abandonos (60 %)

Vendée Globe 2000/01: 24 participantes / 9 abandonos (38 %)

Vendée Globe 2004/05: 20 participantes / 7 abandonos (35 %)

Barcelona World Race 2007/08: 9 participantes / 4 abandonos (44 %)

Vendée Globe 2008/09: 30 participantes / 19 abandonos (62 %)

Barcelona World Race 2010/11: 14 participantes / 5 abandonos (36 %)

Vendée Globe 2012/13: 20 participantes / 9 abandonos (45 %)

Rescate del Acciona 100%EcoPowered
De los palos a las quillas

Lejos del récord de la anterior edición (62 %) y algo más cerca del mínimo de retirados de 2004/05 (35 %), la causa de esta sensible mejora es el drástico descenso de las averías graves del aparejo (desarboladuras y roturas en la jarcia) que en 2008/09 causaron 8 abandonos  (6 desarboladuras y 2 averías graves) y que en esta edición tan sólo registra la caída del palo del Savéol de Sam Davies.

Sin embargo, las averías graves en las quillas han aumentado notablemente. En 2008/09 hubo 4 averías graves (13 % de los participantes) que causaron 3 abandonos (16 % del total de abandonos), mientras que en esta última edición ha habido  5 averías graves en la quilla (25 % de los participantes) que han provocado 4 abandonos (44 % de los abandonos). Es decir, las averías de las quillas han supuesto casi la mitad de los abandonos de esta Vendée Globe y han aumentado del 13 al 25 %. A este respecto las manifestaciones de Gérard Le Page, presidente del Safran Sailing Team a raíz de la pérdida de la quilla del Safran de Marc Guillemot, justo al principio de la regata, son claras: “Los choques sufridos por el barco y sus apéndices han sido más violentos y notablemente superiores a las estimaciones de los equipos de diseño.” A estas alturas, el uso del titanio parecía ser una garantía de resistencia, pero también parece que está bajo sospecha este material en el caso del arraigo del hidráulico del Maître CoQ de Jérémie Beyou. Como manifestó Michel Desjoyeaux:“Es increíble, este tipo de componente nunca debería romperse.” Independientemente del titanio, está claro que la fiabilidad de las quillas es la prioridad del comité técnico de la IMOCA de cara a la asamblea general del próximo 18 de abril.

A continuación la lista de averías graves sufridas por la flota IMOCA en la Vendée Globe 2012/13. Destacan los abandonos por OFNIS que ya tratamos en un anterior artículo con  3 abandonos en 2008 / 09  y 3 abandonos en 2012/13, con lo que la proporción de retirados a causa de este tipo de colisiones pasa del 16 al 33 %, y también las colisiones con pesqueros, otra sorpresa que trataremos también en un artículo más delante:

 Skipper / Barco

Avería

Causas

Consecuencias

Marc Guillemot Safran

Pérdida de la quilla por rotura de la vela de titanio

Fatiga del material no prevista en el diseño

Abandono

Kito de Pavant / Groupe Bel

Daños en el casco

Colisión con un pesquero

Abandono

Samantha Davies / Savéol

Desarboladura

Desconocidas

Abandono

Louis Burton / Bureau Vallée

Daños en el casco

Colisión con un pesquero

Abandono

Jérémie Beyou / Maître CoQ

Rotura del arraigo (de titanio) del hidráulico de la quilla

Colisión con un OFNI y posible fatiga.

Abandono

Zbigniew Gutkowski / Energa

Avería en el piloto automático

 

Abandono

Vincent Riou / PRB

Daños en el aparejo y el casco

Colisión con un OFNI

Abandono

Bernard Stamm / Cheminées Poujoulat

Pérdida de los hidrogeneradores

Colisión con un OFNI

Abandono por recibir combustible

Bernard Stamm / Cheminées Poujoulat

Rotura del arraigo del hidráulico de la quilla

Fatiga

Navegación de supervivencia hasta Les Sables

Jean-Pierre Dick / Virbac-Paprec 3

Pérdida de la quilla por rotura de la vela de acero weldox

Probable fatiga

Navegación de supervivencia hasta Les Sables

Bubi Sansó / ACCIONA 100% EcoPowered

Pérdida de la quilla por rotura de la vela de acero

Desconocida

Vuelco y abandono

 

Santi Serrat