"No culpamos a nadie"

Nandor Fa (Spirit of Hungary):

"Ayer todo el día estuvimos navegando bajo el A2, con algunas trasluchadas casi perfectamente realizadas.
Buen ángulo de viento - 155 -, buena velocidad - 13 a 15 nudos en 17-20 nudos de viento -, y con un buen día, soleado. Hasta la noche.
Por la noche, el mismo viento comenzó a aumentar, 19-23 nudos NNE. Fue durante mi guardia, en la oscuridad. Junto a Conrad habíamos decidido previamente que llevaríamos el barco nosotros, con cambios más cortos, pero siguiendo el ritmo.

Messages du large JANV. 9, 2015 14:47

La luna todavía no estaba pero sí la constelación de Orión - mi favorita - fue alentador entrecerrar los ojos, me sentía bien al saber que, después de todo, no estaba solo.

Ya era de noche cuando nos encontramos, a escasas pulgadas, de una especie de barco fantasma. Tan rápido como llegó, desapareció en la noche detrás de nosotros.

Iba a despertar al compañero cuando el gennaker se rompió en la parte superior del mástil. Me quedé congelado viendo como los 350 metros cuadrados de vela descendían con decoro frente a mí. Era el spi grande, el que hacía que fuéramos hacia adelante. Por puro reflejo me alejé, y todo el gennaker se fue al agua. Conrad saltó enseguida de la cama, se vistió rápidamente con el traje de agua y vino a ayudar. Como pude empecé a orzar para bajar la vela mayor. Huelga decir que el barco estaba chocando contra las olas, nada podía calmarlo.

No tenía ninguna duda de que la vela se rompería entera, pero tenía miedo de que tanto el spi como las drizas terminasen alrededor de la quilla y las palas del timón.

En un segundo me puse el traje seco y empezamos el proceso de rescate. Le grité a Conrad para que aliviara tensión en la driza y yo pudiera llevarla a bordo. Tratamos tirando de la vela a partir de ahí, de ola en ola, aunque a veces al aflojar un poco, las olas casi nos tiraban al agua... pero seguíamos tirando tan duro como podíamos. Por supuesto, la vela quería caer al agua pero nosotros nos las arreglamos para mantenerla a bordo, con Conrad tirando de ella atándola a bordo. - Vamos a abrir la escotilla y la tiraremos directamente dentro - le grito a Conrad en el fragor de la batalla. Cada vez era más fácil porque había menos agua. Nosotros trabajábamos directamente desde la proa. El spi lo recuperamos principalmente de una sola pieza, pero el puño se rompió completamente.

Descubrimos que el gancho de la driza estaba maltrecho, que era sólo una cuestión de tiempo que se rompiera.

Los dos nos quedamos muy contentos, nos las arreglamos para solucionarlo sin caer en problemas más grandes. Si la vela se hubiera enrollado alrededor de la quilla y los timones, todavía estaríamos cortando bajo el casco.

Conrad se disculpa por cuarta vez, siente que es su culpa. En primer lugar, me dejó solo navegando durante la noche, en segundo lugar yo había sugerido cambiar el A2 por el A3 cuando oscurecía. Fue una idea, nada más. Ya he perdido velas navegando de noche.

No culpamos a nadie más que al gancho de la driza.

¡Realmente llegas a conocer cómo es una persona durante un problema! La manera de reaccionar, lo que hacen y cómo lo hacen. Esta fue la primera vez en que vimos qué podemos esperar el uno del otro en una situación "fuerte".

Después de haber terminado de arreglarlo izamos de nuevo la mayor, lo pusimos todo a punto y después de dos horas estábamos corriendo de nuevo con 12 nudos a la luz de la luna. Instintivamente nos abrazamos. Hemos reconocido mutuamente las capacidades del otro, la actitud, hemos tenido nuestra primera prueba, y la hemos pasado.

Al amanecer tuvimos que rizar la mayor a la vez que trasluchábamos. Ahora estamos navegando hacia el oeste, ganando altitud para atacar nuestro paso por las islas.

El A2 que perdimos era una vela nueva, la teníamos como repuesto y la estábamos probando desde el principio. Duró hasta ahora. Tenemos otro, pero no más repuestos de esta vela ligera, sensible, inevitable para llegar. Tendremos que tener cuidado con los otros juegos de velas, no vamos a dejar que nos pase nada de noche en condiciones inciertas.

Aparte de eso, día soleado, el cielo es irregular, con nubes, y nuestro progreso fantástico."