En homenaje al “paseo por la quilla” de Alex Thomson

En la recta final de la preparación para la Barcelona World Race, los equipos van quemando fases. Una de ellas es de suma importancia para su promoción: las sesiones de fotos de los navegantes a bordo de sus bólidos, los increíbles IMOCA 60. El equipo Neutrogena ha echado mano de creatividad para hacer algunos retratos de Guillermo Altadill y José Muñoz, emulando en cierta manera el “paseo por la quilla” de Alex Thomson

Noticias SEPT. 23, 2014 16:22

También Anna Corbella, del GAES Centros Auditivos, ha rememorado la hazaña en modo acrobático.

Bernard Stamm y Jean Le Cam han propuesto una nueva versión del “paseo por la quilla”, durante la botadura del Cheminées Poujoulat.

Vestido impecablemente con un traje de Hugo Boss, el navegante británico protagonizó el llamado “paseo por la quilla” hace dos años. Mientras el barco navegaba escorado, con la quilla fuera del agua, una moto de agua le acercó al casco y saltó sobre la quilla, para pasearse sobre ella y zambullirse después en el agua tal cual James Bond. Lo había hecho ya en el 2009, pero mucha gente pensó que la foto resultante había sido creada con Photoshop, así que para la segunda ocasión el equipo hizo también un vídeo como testimonio irrefutable.

Alex Thomson marcó historia con esta arriesgadísima proeza. El barco navegaba en aguas del canal de Solent a unos nueve nudos, con un viento de 17-19 nudos y olas de entre 50 cm y 1,25 metros. La tripulación tenía que escorar el barco entre 45 y 70 grados, y mantenerlo así durante unos 60 segundos, en un rumbo fijo. Un golpe de viento o un role brusco en el momento equivocado podría haber hecho que la quilla del Hugo Boss (¡cuatro toneladas de plomo a una velocidad de caída de 16 km/h!) golpease a Alex o al patrón de la moto de agua… Además, en esta maniobra de precisión, el patrón, Ross Daniel, no veía ni a la moto de agua ni al valiente regatista, y sólo tenía la información que le iba transmitiendo un tripulante desde la popa del IMOCA 60.

Las fotos de Guillermo, José y Anna se han tomado durante el test de estabilidad de los barcos. Se trata de una prueba de seguridad obligatoria, para comprobar que la embarcación se endereza sola en caso de vuelco. Así, el IMOCA 60 se coloca hacia abajo –sin palo-, y por el peso de la quilla se “pone en pie” de nuevo solo. En el mismo test también se confirman otros detalles, por ejemplo que palo y quilla están paralelos a la superficie del mar, con el casco escorado a 90 grados. Es este momento el que los equipos del Neutrogena y del GAES Centros Auditivos han aprovechado para emular el “paseo por la quilla” de Alex Thomson a bordo del Hugo Boss.

Este año el navegante inglés ha superado el “paseo por la quilla” con el “paseo por el mástil”. Con el barco navegando a una velocidad de 10 nudos y una escora de 60º, en aguas de Cádiz y con un viento de 18 nudos, Alex trepó por los 27 metros de mástil, sin arnés y con la única ayuda de la escora, para luego zambullirse en el agua tras un impecable plongeon desde una altura de unos 12 metros. “Ha sido la mayor estupidez que he hecho en mi vida”, ha declarado este toro de los océanos. ¿Se atreverán también Guillermo, José y Anna a emularlo?