Comienza una nueva etapa

La Barcelona World Race ha presentado a la comunidad náutica su nuevo formato que abre nuevos horizontes de expansión a la flota IMOCA. Considerada una de las más importantes regatas de vuelta al mundo, introduce en su cuarta edición emocionantes ingredientes: dos etapas, Barcelona-Sídney-Barcelona, y la posibilidad de cambiar de copatrón. La vuelta al mundo a dos ha suscitado el entusiasmo de regatistas de todo el mundo: 16 equipos han incluido la regata en su calendario de competición.

Noticias DIC. 13, 2017 19:24

La cuenta atrás para la Barcelona World Race 2018/19 ha comenzado hoy con una presentación a la comunidad náutica internacional en la sede de la Fundació Navegació Oceànica Barcelona (FNOB). La cuarta edición de la vuelta al mundo a dos (dos tripulantes por barco) llega con importantes novedades que la sitúan como una de las dos pruebas más destacadas del calendario del Campeonato del Mundo IMOCA, junto a la Vendeé Globé.

El 12 de enero de 2019 dará inicio la nueva edición de la regata de vuelta al mundo a vela a dos en la que, por primera vez, los barcos IMOCA 60 harán una parada obligatoria en Sídney, lo que significa un importante impulso a la regata y a la clase a nivel internacional. Por otro lado, en la próxima edición, la FNOB contará con una nueva sede y centro de control en la ciudad de Barcelona, dedicado al seguimiento de la regata. Estará situado en el espacio Sea Experience, junto al centro comercial Maremagnum, lo que acercará todavía más la competición a los ciudadanos, que podrán visitar las instalaciones.  

La próxima edición de la regata ha despertado ya un gran interés entre los navegantes de gran talla tanto nacional como internacional, y 16 equipos ya la han incluido en su calendario de competición, 11 de los cuales cuentan con un IMOCA 60. La regata ha suscitado el interés de 26 navegantes internacionales que han pedido información a la Dirección de Regata.

“Para nosotros sería un éxito tener entre 10 y 11 barcos en la línea de salida en la próxima edición de la regata”, ha señalado Xosé-Carlos Fernández, director general de la FNOB. Fernández ha abierto la presentación de hoy destacando el significado de la Barcelona World Race para el deporte de la vela oceánica internacional y muy en especial para la ciudad de Barcelona, donde la regata se ha afianzado en el patrimonio de los barceloneses y que ahora se proyecta aún más con la unión con Sídney. “Hasta ahora no había ningún punto donde pudiésemos dar visibilidad extra a los sponsors, por eso ahora hacemos parada en Sídney. Esta ciudad de referencia hace que la regata sea muy atractiva para el patrocinio”.

El director general de la FNOB ha hecho especial hincapié en que la Barcelona World Race aglutina y expande la filosofía de los ejes de trabajo de la Fundación - deporte, formación, ciencia y empresa -, con los que la vela oceánica demuestra su enorme potencial para beneficiar al tejido social que la rodea.

Por su parte, Jacques Caraës, director de regata de la Barcelona World Race, ha explicado el nuevo formato de la vuelta al mundo que tendrá su salida el 12 de enero de 2019 y que constará de dos etapas. La primera, Barcelona - Sídney, de 13.500 millas náuticas, con llegada prevista a la ciudad australiana a finales de febrero; y la segunda, de 12.500 millas náuticas, con salida de Sídney el 9 de marzo y llegada a Barcelona a mediados de abril. Caraës ha explicado el funcionamiento del opcional cambio de copatrón en la segunda etapa y los pormenores de la calificación para regata. También ha señalado la importancia de la Barcelona World Race en el calendario de la clase: “La Barcelona World Race tendrá un coeficiente 9 para las Globe Series, el Campeonato del Mundo IMOCA yuna etapa calificará para la Vendée Globe 2020. Hemos trabajado para que los equipos tengan las máximas posibilidades de terminar la regata: los equipos podrán hacer una parada técnica por etapa, con una duración máxima de 48 horas cada una”.

Presentacio_BWR-banner

Por su parte Julia Casanueva, presidenta de la Real Federación Española de Vela (RFEV), ha destacado la importancia de la regata en España y ha manifestado su apoyo a la organización de la cuarta edición: “La Barcelona World Race proporciona una excelente oportunidad a nuestros regatistas oceánicos de incorporarse al circuito internacional de vela oceánica. Sin duda es una plataforma única no sólo para nuestros para nuestros deportistas, sino también para los armadores, jefes de equipo y demás profesionales de la vela que tienen una oportunidad de crecimiento profesional en este evento”.

Julia Casanueva ha corroborado y apoyado el papel de la FNOB en la creación de un nuevo modelo que acerca la sociedad al deporte de la vela de una forma altamente beneficiosa para ambos: “La Barcelona World Race, a través de sus programas educativos e industriales, facilita la aproximación de nuevos patrocinadores a nuestro deporte. Este modelo de organización propuesto desde hace años por la Fundación ha hecho que la vela oceánica, sin dejar de ser un deporte de alto nivel técnico, aporte también una gran utilidad social en el ámbito de la formación y de la actividad empresarial”.

Xavier Torres, presidente de la Federación Catalana de Vela, ha destacado: “Estamos al lado de la FNOB y de la regata, para nosotros la Barcelona World Race da acceso a la vela oceánica a los regatistas catalanes. Es una gran oportunidad para ellos. El formato es más atractivo y es normal que tantos equipos muestren interés. También estamos orgullosos de que Barcelona se proyecte en el mundo de la vela”.

Antoine Mermod, presidente de la IMOCA, ha destacado en su intervención la magnífica evolución de la Barcelona World Race desde su primera edición y cómo la regata se ha ganado un puesto clave en el calendario del Campeonato del Mundo de la clase: “Disponemos de dos regatas estrella: la Vendée Globe, en solitario, y la Barcelona World Race, a dos; es decir una vuelta al mundo cada dos años, una fórmula que ha funcionado muy bien ya que es apreciada por los regatistas y sus patrocinadores; y que ahora, con el nuevo formato de la Barcelona World Race en dos etapas se va a afianzar. El trabajo de la FNOB a lo largo de estos 10 años ha sido extraordinario y no cabe duda que la cuarta edición de la Barcelona World Race será aún más exitosa”.

Marcus Hutchinson, reconocido internacionalmente en el ámbito la organización y dirección de equipos de competición, ha destacado la importancia de la Barcelona World Race para el desarrollo de la carrera deportiva de los regatistas y para generar oportunidades de patrocinio. “Este cambio de formato, con dos etapas, es un avance importantísimo para la internacionalización de la clase IMOCA”.

El navegante barcelonés Didac Costa ha cerrado el acto manifestando su interés en participar en la próxima edición, que sería su tercera vuelta al mundo tras la Barcelona World Race 2014/15 y la Vendée Globe 2016: “Estoy totalmente a favor de este nuevo formato. Para mí, siendo de Barcelona, esta regata es muy especial y significa mucho en mi carrera”.