Anna Corbella y Gerard Marín completan el podio de la Barcelona World Race

El GAES Centros Auditivos de los co-skippers catalanes Anna Corbella Gerard Marín ha conquistado el tercer puesto de la Barcelona World Race 2014-2015. Ha cruzado la línea de llegada frente al Hotel W de la Ciudad Condal a las 19:09 hora local.

Noticias ABR. 1, 2015 19:38

Así, el tercer IMOCA 60 de la clasificación ha logrado cubrir las 23.321 millas (43.191,9 kilómetros) en 91 días, 05 horas, 09 minutos y 21 segundos. Ha llegado 1 días, 17 horas, 22 minutos y 28 segundos después del segundo clasificado, el Neutrogena del barcelonés Guillermo Altadill y el chileno José Muñoz. Los vencedores a bordo del Cheminées PoujoulatBernard Stamm (Suiza) y Jean Le Cam (Francia) llegaron el 25 de marzo, a las 18:50 y 25 segundos, hora local.

La distancia real que han recorrido Marín y Corbella ha sido de 28.127,16 millas, a una media de 12,85 nudos (23,80 km/h).

Dos valores en alza

Anna Corbella (38 años) y Gerard Marín (33) se han convertido en el primer dúo catalán que consigue plaza de podio en la historia de la regata, y han dado un salto en sus carreras al completar su segunda circunnavegación, tras las experiencias por separado en la pasada Barcelona World Race, la de 2010-2011. Corbella, única mujer vueltamundista española, terminó la segunda edición de esta regata en sexta posición junto a la británica Dee Caffari, con el antiguo GAES Centros Auditivos, y lo hizo igual que ahora sin realizar ninguna parada técnica. Por su parte, Marín fue octavo al lado del francés Ludovic Aglaor, con el Fòrum Marítim Català.

Corbella es la segunda mujer que sube al podio de la Barcelona Word Race en la historia de esta competición, tras la clasificación de la francesa Michèle Paret en tercera plaza de la primera edición, junto al suizo Dominique Wavre.

Como equipo, participaron en la IMOCA Ocean Masters New York to Barcelona Race 2014, terminando en tercera posición.

Esta no es su única experiencia transatlántica. Juntos completaron la Transat AG2R 2012. Corbella fue la primera mujer clasificada en la Transat 650 de 2009, y Marín también ha participado en dos ocasiones, con un cuarto puesto en división barcos de serie en 2007 como mejor resultado. Pero su experiencia en regatas de altura va más allá, sobre todo en clase mini, en la cual Marín ha cosechado varias victorias y un podio. En esta clase, Corbella tiene una victoria en el trofeo Taylor Woodrow y en varias ocasiones se ha clasificado entre los cinco primeros.

Primeras declaraciones

Anna Corbella, preguntada por si la regata ha sido larga o corta ha respondido: “Se ha hecho largo en muchos momentos pero ahora mismo yo tenía la sensación de que hacía poco que habíamos salido de aquí. Es una sensación un poco extraña pero si que realmente el último trozo del mediterráneo hemos sufrido un poco y también en el Atlántico. La llegada se nos ha hecho un poco larga”. 

Por su parte, Gerard Marín, ha dicho:"Al principio de la lesión que estábamos en el Atlántico y había pocas maniobras aún fue soportable, pero ahora aquí en el Mediterráneo… Es un lugar en el que cambia mucho el viento y hay muchas maniobras y aquí sí que es bastante más cansado".

Preguntados por la diferencia de sensaciones de esta regata a su primera experiencia en la Barcelona World Race han dicho:

Anna: "Creo que los dos desde que acabamos la última edición teníamos claro que existía la posibilidad de volver y hemos trabajado bastante para esto. Hemos navegado con otras juntas, hemos navegado juntos en regatas trasatlánticas y creo que esto es el resultado del trabajo que hemos hecho. Nos hemos preparado a conciencia".

Gerard: "Evidentemente esta vez llevábamos un barco bastante puntero. Aunque cuando termina la regata empezamos a analizar todo lo que ha pasado, estamos muy contentos. Si que es verdad que ha habido algunos errores importantes; pocos pero muy decisivos. El más garrafal, y aquí es por falta de experiencia, en cabo de Buena Esperanza cruzamos el frente tropical y allí estábamos con el grupito a 5 millas y perdimos unas 300-400 y al cabo de cuatro días nos quedamos en un anticiclón que los de delante no cogieron y allí perdimos parte la regata. Se fueron 1.500 millas. Allí fue un paso atrás. Claro, esto lo sabes a toro pasado. Es muy fácil verlo después, pero en aquel momento la decisión fue difícil".

El tercer puesto, era para ambos una posibilidad pero ha sido una grata sorpresa conseguir plaza de podio.

Gerard: "Creo que nuestro objetivo era... A Guillermo le conocemos bien y sabemos que es una persona que aprieta mucho el barco y que tácticamente es muy bueno así que sabíamos que estando con las mismas condiciones meteorológicas sería complicado. Pero bueno, nuestra esperanza era consantes, tener el barco en buenas condiciones y si él tiene un percance, pues nosotros le pasaremos. Estábamos allí, y al final no ha podido ser. Ha sido muy bonito, estamos muy contentos".

Anna: "Era una posibilidad. Puede que seamos un poco supersticiosos. Decir un resultado antes e la salida… sabíamos que había gente más buena, o con más experiencia, que nosotros y con barcos muy buenos y que estarían delante. Después la gente comete errores o tiene problemas, como nosotros, y nos hemos podido beneficiar de esto y hacer podio". 

¿Y lo primero que harán al llegar a tierra?

Gerard: "Abrazar a mi hija y a mi mujer". 

Anna: "Abrazar a toda la gente que me ha venido a ver y después comer, seguramente algo normal, y una ducha".

Los dos patrones han reconocido que esta vuelta al mundo ha sido más difícil que la primera experiencia que tuvieron en esta materia.

Gerard: "Para mi difícil, bastante difícil. Hemos tenido muchos problemas. Hemos estado toda la regata reparando cosas; pequeñas cosas, pero ha sido un no parar. Esto también lo impone el ritmo de regata, si estás apretando el barco van saliendo cositas. También, evidentemente, fallos de experiencia que a medida que va pasando la regata cometíamos unos fallos que íbamos solucionando. Pero al final la lista de recambios iba bajando y decíamos : ¿llegaremos o no llegaremos?"

Anna: "En mi caso también… la primera fue difícil porque era una novedad, una primera experiencia, un descubrimiento. Pero no recuerdo tener tantos problemas técnicos como en esta. Realmente había días que decíamos, ‘bueno, ¿qué es lo siguiente? Que venga la siguiente rotura porque ya estamos preparados para ver qué se rompe’. Ha habido momentos en los que no hemos parado de reparar. Y esto ha sido agotador porque un momento que tienes para descansar tienes que reparar y cansa mucho".

El barco repite podio 

El IMOCA 60 GAES Centros Auditivos es el antiguo SynerCielde Jean Le Cam, que fue quinto en la pasada Vendée Globe (2012/13). Antes, y como Renault Z.E., participó en la Barcelona World Race 2010/11 de la mano de Pachi Rivero y Toño Piris, que lo llevaron también al tercer puesto de honor. La primera vuelta al mundo de este barco fue la Vendée Globe 2008/09, en que navegó como Gitana Eightybajo los mandos de Loïck Peyron. Es sin duda una embarcación de probadas prestaciones, diseñado por el gabinete de Bruce Farr y botado en 2007.

Premio al trabajo bien hecho

El podio de Corbella y Marín es un premio a la constancia. Fueron el primer equipo inscrito en la presente edición de la Barcelona World Race, ya en diciembre de 2012. Desde entonces han trabajado sin apenas descanso en la preparación de la vuelta al mundo. Su rendimiento en la regata así lo ha demostrado, manteniendo un ritmo fuerte en todo momento, siempre entre el pelotón de cabeza, y llegando a ocupar la primera posición de la tabla el 8 de enero. Tras la desarboladura del por entonces líder, el Hugo Boss de Pepe Ribes (España) y Alex Thomson (Reino Unido) en el Atlántico Sur, el GAES Centros Auditivos alcanzó el tercer puesto, persiguiendo constantemente al Neutrogena y al Cheminées Poujoulat. En el Pacífico rozaron el segundo puesto: después de la parada técnica del Neutrogena, Corbella y Marín vieron la ocasión de alcanzarles y llegaron a estar a menos de diez millas. Tras doblar el cabo de Hornos con apenas diez horas de diferencia, la persecución siguió por el Atlántico, aunque finalmente Guillermo Altadill José Muñozlograron tomar distancia, lo que ha significado unos dos días de diferencia en la llegada.

Esta es la segunda vuelta al mundo que consigue terminar Corbella sin hacer ninguna parada técnica, y la primera para Marín, ya que en la anterior Barcelona World Race tuvo que detenerse en Nueva Zelanda. Es un gran logro para este dúo que se consagra en la vela oceánica internacional.

La llegada del cuarto clasificado se espera para alrededor del 9 de abril. La lucha por esta posición sigue abierta entre el One Planet, One Ocean & Pharmaton y el We Are Water, que navegan rumbo al estrecho de Gibraltar con unas 127 millas de diferencia entre ambos.