Objetivo 2014

La Barcelona World Race piensa y trabaja ya para su tercera edición.

Entrevistas JUL. 1, 2011 01:00

La Barcelona World Race 2010/11 es ya historia. La tercera edición de 2014 toma el relevo y arranca ya posicionada por el éxito de la anterior. La regata ha superado todas las expectativas deportivas y de difusión que se plantearon al acabar la primera edición. La vela oceánica internacional tiene una nueva vuelta al mundo consolidada y con una amplia proyección de futuro.

Los 28 patrones que han configurado los 14 equipos son los principales protagonistas de este éxito. Ellos, sus equipos de tierra, de comunicación y sus patrocinadores, quienes han creído en del perfil de un evento abierto al mundo que ha difundido los valores de un acontecimiento deportivo y humano que constituye una prolongación natural de los grandes retos que tiene planteados la vela oceánica y que el mundo de la clase IMOCA ha logrado incorporar en todas sus facetas.

La Barcelona World Race ha cabalgado a hombros de gigantes. El extraordinario éxito de regatas en solitario como la Vendée Globe, que se ha constituido como el indiscutible Everest de la vela, y transatlánticas como la Route du Rhum - La Banque Postale, The Artemis Transat y la Transat Jacques Vabre han creado una plataforma deportiva excepcional que sin lugar a dudas ha posibilitado el nacimiento de la vuelta al mundo a dos y sin escalas, y el éxito de su desarrollo en estos últimos tres años. Vamos a seguir trabajando en este sentido, para expansionar el mundo de la competición oceánica y que la internacionalización resultante demuestre la pujanza del extraordinario modelo deportivo y humano en el que se enmarca la Barcelona World Race.

La vuelta al mundo a dos también ha logrado atraer a regatistas de otros países que se han estrenado en la clase y este tipo de regatas; pero sobre todo, esta edición de la Barcelona World Race supone también la confirmación de una emergente flota de navegantes españoles que en su mayoría se han incorporado a la clase IMOCA durante los últimos dos años. Han sido 13 marinos, un 46 % de la flota (en 2007 fueron 4, el 22%), la mayoría de ellos consolidados en otras especialidades de la regata a vela, los que han afrontado un reto que definirá sus carreras profesionales y creará una base de prometedor crecimiento futuro.

Un formato asentado y abierto a revisiones

14 equipos tomaron la salida y 9 han logrado completar la regata, un 64 %, una proporción superior a la de la primera edición en la que los llegados a Barcelona fueron el 55,5 % de los que salieron. Es evidente que la navegación en doble somete al material de los IMOCA Open 60 a una presión añadida que eleva el valor deportivo y técnico de la Barcelona World Race. Pero también la regata ha demostrado que la presencia de un segundo tripulante es un factor que favorece el mantenimiento del barco para cumplir el objetivo final de completar la vuelta al mundo; ésta es una dimensión que todos los patrones han señalado como especialmente beneficiosa para la evolución de la clase. En base a ello, los pit-stop, las paradas técnicas que en cierta medida admite el reglamento, y que en esta edición han efectuado 5 de los equipos clasificados, constituyen un factor que influye en estas cifras y son unas de las cuestiones que la regata tiene planteadas de cara a su futuro formato.

Una regata para el mundo

La Barcelona World Race 2010/11 ha significado un acontecimiento deportivo internacional de primer orden que ha logrado las más altas cotas de difusión en todos los sectores del mundo de la comunicación. Tras los 27 días de la Expo en el puerto de Barcelona, la regata ha seguido viva con un seguimiento multimedia excepcional gracias a las tecnologías de la comunicación desarrolladas de forma especial para su cobertura.

La vuelta la mundo con mejor seguimiento

La Barcelona World Race ha contado con tecnología propia para garantizar la mejor comunicación habida hasta la fecha en una regata alrededor del mundo. La apuesta por la innovación ha permitido una videoconferencia diaria con una media de tres barcos en cada sesión, lo que significa más de 130 horas de streaming directo en el sitio web. Desde los barcos se han recibido 314 vídeos, más de 800 fotografías y 565 emails.

El desarrollo tecnológico aplicado en esta edición a las telecomunicaciones cuenta también con un hito histórico: el 3 de marzo de 2011, la Barcelona World Race se convirtió en la primera regata alrededor del mundo en retransmitir en directo, desde el Virbac-Paprec 3, el paso del mítico cabo de Hornos, en la Patagonia chilena.

La regata en las escuelas

El Programa Educativo de a Barcelona World Race es uno de los pilares de la difusión de la regata y de los valores humanos y didácticos de la vela oceánica. Esta edición ha sido seguida en directo por más de 6.000 alumnos pertenecientes a 132 centros de enseñanza españoles de cinco comunidades autónomas. Las videoconferencias han sido seguidas por 1.641 alumnos de 22 centros y el concurso de carteles “Océano Vivo - Planeta Vivo” ha contado con la participación de 6.356 alumnos de 85 centros. El blog del Programa Educativo ha recibido 29.772  visitas y en las acciones de difusión han participado unos 4.834 profesionales de la enseñanza y alumnos.

48.189  jugadores en The Game Barcelona World Race

The Game Barcelona World Race, el juego virtual de la regata, ha sido desarrollado por la Fundació Navegació Oceànica Barcelona en colaboración con la Universitat Pompeu Fabra.  Es un producto propio 2D-3D independiente que podrá ser utilizado en más regatas y estará en constante evolución y mejora. Posee un software totalmente gratuito con el que todos los jugadores compiten en las mismas condiciones. En esta Barcelona World Race los jugadores han contado con los mismos archivos meteorológicos UGRIB que se enviaban a los barcos reales participantes en la regata y las polares reales promediadas de un IMOCA Open 60.

48.189 jugadores virtuales se inscribieron en esta Barcelona World Race y la aplicación para iPhone del juego figuró en el número 29 de las más descargadas desde Apple Store, con más de 3.000 descargas en los dos primeros días de estar en la tienda.

Un acontecimiento de excepcional difusión

La amplia y excelente respuesta del gran público y los medios de comunicación a la Barcelona World Race 2010/11 ha generado cifras excepcionales de difusión.

Más de siete millones de visitantes de la web de la regata, en la que se han visto 37.341.779 millones de páginas; 360.000 vídeos visionados en el canal oficial de You Tube y más de 4.100 artículos y noticias publicados. La cobertura televisiva ha generado 72 horas de noticias y la exhibición de programas ha tenido alcance en 200 países.

Las noticias de las páginas de FaceBook en español, catalán, francés e inglés recibieron casi 17 millones de y las menciones “me gusta” y los comentarios llegaron a 38.095. En Twitter, la actualidad de la regata fue seguida por 3.082 followers.

2014: el listón está muy alto

El listón de cara 2014 está alto. La evolución de la clase IMOCA lleva a entrar de lleno en los retos de sostenibilidad que la Barcelona World Race ha promovido y se plantea fomentar aún más en el futuro inmediato. Los proyectos de investigación y desarrollo para lograr barcos con cero emisiones a base de perfeccionar las fuentes de energía eléctrica provenientes de los hidrogeneradores, los paneles solares y los generadores cinéticos van a ser determinantes para proporcionar una navegación absolutamente limpia y supondrán un banco de pruebas muy beneficioso para su desarrollo global.

A nivel de las telecomunicaciones, vamos a trabajar para dar otro paso adelante para procurar el máximo seguimiento de los equipos alrededor del mundo. Éste es uno de los factores que más han destacado en esta edición y constituye un pilar fundamental para la difusión de la competición oceánica a todos los niveles. También el éxito del juego virtual supone un avance que va a tener su continuidad, siempre con la filosofía de la gratuidad y la didáctica, tema este último en el que la Barcelona World Race va a seguir avanzando para llevar los valores de la vela oceánica a los centros educativos, puesto que ahí es donde se encuentra el gran futuro de este extraordinario deporte.