Un silbido raramente agradable

Didac Costa (One Planet, One Ocean & Pharmaton):

"Seguimos entrando en el océano Pacífico: ahora nos separan del cabo de Hornos 3.500 millas de mar sin fin. En los últimos dos días volvimos a avanzar a buen ritmo, haciendo buenas singladuras. El barco nos da mucha confianza para ir rápido cuando se dan las condiciones adecuadas. 

Emails de los barcos FEB. 24, 2015 10:02

Durante los acelerones, además de muchos otros ruidos, estamos muy pendientes de uno en concreto. Es un silbido que probablemente se produce por una pequeña cavidad en los timones. Solamente aparece cuando sobrepasamos los 18-19 nudos de velocidad. Así que cuando estamos durmiendo, comiendo, manejando el barco, etcétera, y lo oímos, sabemos que todo va bien ¡y vamos rápido! Si estuviéramos en tierra, durante nuestra vida cotidiana, no creo que lo soportáramos durante más de cinco minutos sin tirarnos de los pelos, pero aquí en el barco nos resulta muy agradable. 

Una meteorología mucho más favorable que la que encontraron nuestros amigos del We Are Water nos ha permitido acercarnos a ellos durante estos últimos días. También seguimos su estela con más ganas desde que nos enteramos que habían visto una aurora boreal, ya que si vuelven a ver alguna nos gustaría estar cerca.

Por lo que detrás nuestro se refiere, ahora tenemos un nuevo perseguidor, el Renault Captur, que desgraciadamente tuvo que parar en Nueva Zelanda para solucionar algunos graves problemas que tenía. Supongo que tarde o temprano nos alcanzará y nos pasará, pero a pesar de esto, preferimos navegar y competir con barcos cerca, puesto que la estrategia y el día a día se viven con mayor intensidad. ¡Nos alegramos de su vuelta!

Hasta pronto, 

Dídac"