Hacia el Norte

Conrad Colman (Spirit of Hungary):

Posición: 52 grados 45 Sur 63 grados 17 Oeste

Dirección: ¡Norte!

Temperatura: ¡Subiendo!

¡Cómo cambian las cosas de un día a otro! Hemos escapado de las olas amontonadas y rompientes del Océano Pacífico, nos escurrimos silenciosamente pasando el cabo de Hornos y ahora vamos a tope de través hacia el Norte bajo un cristalino cielo nocturno. Quizá sea la euforia de haber logrado pasar la parte más dura de nuestra regata de una pieza, pero el cielo está tan claro que parece como si la Vía Láctea estuviese al alcance de mi mano y como si pudiese agarrar el cinturón de Orión para mí. Es increíblemente bello.

Emails de los barcos MAR. 17, 2015 13:54

Después de perdernos ver la Isla de Hornos a pesar de pasar a sólo tres millas, me apetecía especialmente poner rumbo norte a través del estrecho de Le Maire, que ofrece un atajo entre el fin de la Patagonia y la isla de Los Estados. El estrecho es conocido por fuertes corrientes dificiles de manejar y extrañas roladas, y así se demostró hoy. Llegamos con viento del Este y bajo una peueña agrupación de nubes. El viento dio media vuelta en 20 segundos y terminamos perforando un fuerte noroeste que nos ha llevado rápidamente hasta las islas Malvinas.

Fue realmente especial poder pasar tan cerca de la isla por el camino, ya que no habíamos visto tierra desde Nueva Zelanda (no hay ninguna isla tan al sur del Pacífico) y fue un placer poner la vista en algo que no se movía. Los irregulares peñascos grises y la raquítica mala hierba dicen mucho del tiempo aquí, porque cualquier planta con delirios de grandeza sería masticada por el mordisqueo de los dientes de los constantes temporales. Hay una violenta e intemporal belleza en estos inhóspitos acantilados y valles y me gusta pasar por el fin de la tierra sabiendo que al menos esta esquina del mundo permanecerá ilimitada y podría tener el mismo aspecto que hace siglos.

El estrecho fue descubierto para los europeos en 1615, por Isaac Le Maire, hijo de un rico comerciante holandés, que fue enviado a descubrir rutas comerciales alternativas después de que la ruta norte a través de la península fuese monopolizada por la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales Isaac puso al estrecho el nombre de su padre, pero a su más importante descubrimiento, un nuevo camino hacia el Pacífico, le puso el nombre de los patrocinadores financieros de su expedición del pequeño pueblo de Hoorn. Aunque no estemos quebrando monopolios y redibujando el mapa, nosotros también estamos aquí gracias al apoyo de los patrocinadores que se benefician de nuestras hazañas, sólo que en forma de hospitality y exposición mediática en vez de en nombres de cabos.