El viaje de la medusa

Anna Corbella (GAES Centros Auditivos):

Va una medusa exhausta y le dice a sus compañeras: "No os lo vais a creer, me acaba de abducir una nave de extraterrestres".

Emails de los barcos MAR. 29, 2015 12:54

Sus compañeras la miran con cara de incrédulas y ella empieza a explicar: "De repente vi un agujero negro y, con una fuerza que no pude evitar, me succionó hacia su interior. Por unos tubos llegué dentro de la nave. Por suerte, me dejaron en un tanque con agua de mar. No había nadie más, solo un poco de verdín. La nave se movía mucho. 

El tanque tenía unas tapas transparentes, desde las que podía ver. Fuera había dos especímenes con 4 patas, ojos, nariz y boca. Uno de ellos miró por la tapa y dijo algo así como '¡Ostras! ¡Una medusa nadando en el tanque!' Así que aproveché para exhibirme e hice unas cuantas pasadas por delante de la tapa, a ver si les daba miedo y me soltaban. Ellos parecían inofensivos.

Efectivamente, al cabo de unos días, por los mismos tubos que entré, volví a sentir la succión pero al revés, y me liberaron a unas 500 millas de casa. 

Chicas, llevo días nadando para volver a casa y contar esto. Por fin ya tenemos pruebas de que efectivamente los extraterrestres existen".