Compañeros más que adversarios

Guillermo Altadill (Neutrogena):

Desde que compito en regatas oceánicas nunca he considerado a los otros barcos que tomaban la salida conmigo realmente adversarios. Como a todos me gusta ganar, o por lo menos intentarlo.

En una regata de este tipo, el 80 por ciento del tiempo te olvidas de ellos como competidores a los que tienes que vencer. Ellos son más compañeros que, como tú, luchan contra las adversidades, las roturas, las grandes olas de los océanos australes, y esas noches que parece que nunca se acaban, con el barco descontrolado y con el viento silbando en la jarcia.

Emails de los barcos ENE. 15, 2015 13:28

Tal como dice esa saeta popular española “cuando una amigo se va algo se muere en el alma”, y así es como nos sentimos hoy. Alex y Pepe son adversarios, hemos luchado con ellos y competido en el agua, pero queríamos que fuera hasta el final hasta la línea de llegada. Porque cuando un adversario se va, significa que queda uno menos que puede ayudarte cuando las cosas se ponen feas. La historia de las regatas oceánicas se escribe con rescates épicos y solidarios de un competidor al otro; y si no que se lo pregunten al propio Alex o a Jean Le Cam: Fueron sus propios contrincantes y a la vez amigos los que les sacaron de las garras del adversario con el que tenemos que competir del primero al último, el Océano y sus fuerzas.

Alex y Pepe, si os sirve de consuelo, nunca dudé que esta regata era vuestra y sólo os la podía arrebatar la adversidad con la que luchamos todos en este deporte, ese adversario común que nos espera en cualquier chubasco, racha de viento o al final de cada planeada

Alex y Pepe, en el Neutrogena os echaremos de menos, hoy nos sentimos un poco más solos.

Guillermo ALTADILL

Neutrogena

Atlántico Sur

17 38 S

33 49 W