“Aprisionados”

Conrad Colman (Spirit of Hungary):

“Posición: al sur de Málaga. Contador de delfines: 15. Contador de mercantes: 150. Velocidad: estás de broma, ¿no?

Emails de los barcos ENE. 4, 2015 13:03

Estamos rodeados por millas y millas del gran azul y estamos aprisionados, incluso si los partes meteorológicos continúan insistiendo en que hay suficiente viento para hacer una progresión decente. De vez en cuando vislumbramos un poco de esperanza, en forma de una rachita de viento, y nos activamos para poder ganar unos metros. Pero la brisa enseguida decae y nos deja más abatidos aún, como a un niño al que le quitan los juguetes sin razón alguna, y que empieza a dudar que la Navidad vuelva algún día.

El mar es una balsa de aceite. Alguna vez el barco parece dar un respiro y nos mantenemos en silencio por unos momentos, hasta que el gorgoteo vuelve a empezar. “Nunca me había encontrado con esto”, dice Nandor. Yo sí, tristemente: en el 2008 estuve más de dos días en recorrer 150 millas, navegaba en solitario por primera vez y me asustó el interminable torrente de mercantes que me adelantaban en su camino a China o Estados Unidos. Cuando finalmente pasemos Gibraltar (si lo conseguimos), creo que tendremos que celebrarlo como si fuese cabo de Hornos. Para nosotros este peñón ya es mítico.

Cuando el viento nos dé la oportunidad, tenemos que concentrarnos en navegar realmente bien, para intentar alcanzar a la flota en el Atlántico Sur. Michel Desjoyeaux salió de Les Sables d’Olonne con dos días de retraso en la Vendée Globe de 2008 y la ganó.”