La alimentación

La alimentación es fundamental para un buen rendimiento físico y psicológico de los tripulantes.
Los alimentos nos aportan todo lo que necesita nuestro cuerpo: vitaminas, proteínas, grasas, etc. Sin embargo, las necesidades de cada organismo pueden variar según la edad, las características de cada persona y el tipo de actividad que se realice. Es por eso que los regatistas deben tener conocimientos de nutrición y deben seguir un programa de alimentación personalizado para estar en forma durante la regata, para ello cuentan con el asesoramiento de personal experto que les ayuda a combinar los alimentos idóneos.

Se calculan las provisiones a embarcar en base a 4.000 calorías y 3 litros de agua diarios por persona de media. Hay que tener en cuenta, que el 70% del peso de la comida que consumen proviene a menudo del agua que incluye. Por este motivo, los regatistas embarcan alimentos liofilizados que se conservan muy bien y son muy ligeros.