Taparse la cabeza

Taparse la cabeza

La cabeza es la responsable del 40% de la pérdida de calor corporal. Esto es así porque un gran porcentaje de sangre fluye a través de la cabeza y, la mayor parte, circula bajo la piel. Además, los vasos sanguíneos de la cabeza, a diferencia de los vasos sanguíneos de los brazos, piernas y cuerpo, no se contraen por efecto del frío. Este gran flujo sanguíneo, cercano a la piel, se enfría más fácilmente y, cuando vuelve al cuerpo, enfría los órganos interiores causando hipotermia.

Llevar una capucha mal ajustada es casi tan malo como no llevar capucha.