Hipotermia

Hipotermia

La hipotermia se produce cuando el cuerpo pierde más calor del que puede generar, y la persona pasa a tener una temperatura corporal inferior a 35ºC. Las causas por las que generalmente se produce son una exposición prolongada al frío o llevar la ropa húmeda cuando hay viento o hace mucho frío.

A medida que las personas desarrollan hipotermia, sus habilidades para pensar y moverse a menudo se van perdiendo lentamente. De hecho, es posible que incluso no sean conscientes de la necesidad de tratamiento de emergencia. Asimismo, una persona con hipotermia tiene probabilidad de sufrir congelación.

Cómo actuar:

1. Proteger la persona del exterior y cubrirla con mantas. Si no es posible, retirar la persona del viento y utilizar una manta para aislarla del suelo frío.

2. Cubrir la cabeza y el cuello de la persona para retener el calor corporal. Quitar la ropa húmeda o ajustada y sustituirla por ropa seca. Si es necesario, utilizar nuestro cuerpo para ayudarle a calentarse. Aplicar compresas tibias en el cuello y en el tórax.

3. Si la víctima está despierta, puede beber líquidos dulces y calientes, no alcohólicos, para ayudarla con el proceso de calentamiento. No utilizar calor directa.

Para evitar la hipotermia en caso de tener que abandonar la embarcación los regatistas llevan a bordo el traje de supervivencia.