Regatas en solitario

 Regatas en solitario

Otro reto para los regatistas oceánicos es participar en regatas de vuelta al mundo en solitario como la Vendée Globe, regata que se considera como "el Everest" de la vela. La Vendée Globe nació en 1989 con la voluntad de recuperar el espíritu de la Golden Globe: dar la vuelta al mundo en solitario, sin escalas y sin ningún tipo de asistencia externa.

Creada por PhilippeJeantot, desde la primera edición hasta ahora sale y termina en el puerto francés de Les Sables d'Olonne. Actualmente se navega con barcos de la clase IMOCA 60.