El equipo de tierra

La Barcelona World Race no podría zarpar sin contar con un gran y complejo equipo que hace posible que los patrones puedan navegar con un barco capaz de dar la vuelta al mundo en regata.

De este modo, disponer de un buen equipo de tierra que haya verificado todos los detalles antes de salir es determinante para evitar problemas una vez cruzada la línea de salida. A modo de ejemplo, los IMOCA 60 son barcos muy sensibles al peso que transportan; si por una falta de tiempo o verificación se opta por llevar mucho material de reserva que permita resolver averías, el rendimiento del barco sobrecargado bajará. Por eso es conveniente haberlo revisado todo y llevar lo que es estrictamente necesario.

Durante la navegación, los regatistas estarán en contacto con su equipo, que en todo momento les asesorará y ayudará a solucionar cualquier problema.