Los Imoca 60 nos ayudan a medir la salinidad

Los Imoca 60 nos ayudan a medir la salinidad

En la edición 2010-11 de la Barcelona World Race se llevó a cabo un proyecto piloto de seguimiento de temperatura y salinidad superficiales a lo largo del recorrido de una de las embarcaciones participantes. Esta experiencia se hizo en convenio con el Instituto de Ciencias del Mar (ICM) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). El proyecto tenía por objetivo conocer mejor las condiciones ambientales de las masas de agua del mar a diferentes zonas del planeta de las que se tienen menos datos.
El éxito de esta experiencia ha hecho que este año las embarcaciones participantes en la regata Barcelona World Race, incorporen sensores de medida de la salinidad del mar y se conviertan así en una nueva modalidad de barcos de presa de datos. Además, su trayectoria por las zonas más remotas del planeta, muchas de ellas nunca o muy poco investigadas para ser lejos de las rutas marítimas habituales, especialmente la zona situada entre los 35° y 60°S, los convierten en la mejor herramienta posible para recopilar datos.
Los datos de salinidad y temperatura de la superficie del mar son de gran importancia para la ciencia oceanográfica puesto que son referencias básicas del hábitat marino, así como por la meteorología y la climatología de nuestro planeta. Al mismo tiempo, son necesarias para impulsar acciones y programas de vigilancia ambiental y de protección y conservación de los mares y de los océanos.