El routage

El routage

El routage es una herramienta que permite planificar una ruta náutica por una cierta travesía de entre muchas posibles con el fin de optimizar el tiempo empleado, la distancia a recorrer o la seguridad de los navegantes.

Supongamos que estamos a bordo de un IMOCA 60 y tenemos la previsión de vientos para los próximos tres o cuatro días de la zona en que nos encontramos. Descargamos estos datos en un programa informático de navegación y el ordenador, que también conoce nuestras polares, nos traza una serie de líneas, llamadas isócronas, más o menos curvas que unen los diferentes puntos a los que podemos llegar en un determinado tiempo.

Supongamos que le hemos indicado en el ordenador que nos facilite las isócronas de cada hora. De esta manera sabemos donde podemos estar al cabo de una hora, de dos horas, de tres y así hasta el último momento de que le hayamos proporcionado previsión meteorológica, que puede ser hasta siete días. A partir de estas líneas, el mismo ordenador puede trazar la ruta ideal de acuerdo con toda esta información.

Todo parece fácil: se diría que para conseguir la mejor ruta basta con dejar trabajar el ordenador y luego poner en práctica el veredicto. Puede ocurrir, sin embargo, que no todas las previsiones meteorológicas coincidan, o que se sufra una avería que pueda suponer un riesgo para nuestra seguridad o que nos impida navegar con la velocidad prevista. En este caso, podemos también pedirle al ordenador que nos calcule la mejor ruta para evitar, por ejemplo, la parte más dura de una borrasca que se nos acerca, y que nos indique cuánto tiempo perderíamos con esta alternativa.