Latitud de los caballos

Latitud de los caballos

Después de la llegada de Cristóbal Colon en América, los caballos se traían en barco. Cuando los barcos cruzaban el Atlántico siguiendo los vientos alisios del NE, a menudo podían quedar atrapados en el centro del anticiclón que se encuentra alrededor del 30 grados de latitud norte y estar en una encalmada durante semanas o meses. Con el tiempo el agua para beber se acababa y para evitar el sufrimiento a los caballos, los echaban por la borda. Tantos echaron, que los 30 grados de latitud se los conoce todavía como la Latitud de los Caballos.