Corriente circumpolar antártica

Corriente circumpolar antártica

La Corriente Circumpolar Antártica es una corriente marina fría que fluye libremente de oeste a este alrededor de la Antártida, en la misma dirección del movimiento de rotación de la tierra. Esto es así porque esta corriente no encuentra ningún continente en toda su trayectoria que interfiera en su circulación.

Cuando los regatistas se aproximan al Cabo de Buena Esperanza ya hace días que tienen la atención puesta en los mapas isobáricos de la extensa zona comprendida entre los paralelos 40 y 60. En estas latitudes es una zona de formación de borrascas que se encadenan unas con las otras formando un auténtico cordón alrededor del Antártida que va circulando de oeste a este. Los vientos que se generan al sector norte de estas borrascas son muy potentes. Por eso, el objetivo de los navegantes es llegar lo más rápido posible al sector norte de una de las borrascas. En el habla de los regatistas esto se llama “coger el tren” y hay que hacerlo rápidamente porque, el primero que llega coge el primer tren y no se sabe cuando saldrá otro.

Estar en trenes diferentes significa un cambio de sistemas meteorológicos y difícilmente el que se queda atrás podrá atrapar a los que han salido antes.

Una vez situados en el lado bueno de la cadena de depresiones, los regatistas se concentrarán en izar las velas mas adecuadas que les permita navegar con seguridad haciendo espectaculares planadas y salir airosos de la caída de las olas de más de seis metros y que en ocasiones llegan a los diez.