Meteorología

La meteorología es la gran protagonista en una vuelta al mundo. La táctica a seguir, la seguridad y las condiciones de vida a bordo dependen en gran medida de las condiciones meteorológicas de cada una de las zonas de navegación. El recorrido de la Barcelona World Race cruza casi todas las zonas climáticas del mundo, pasa por tres océanos, y lleva a los regatistas en zonas tradicionalmente muy difíciles para la navegación a vela.

En el mar pues, el camino más corto no siempre es aquel que tiene menos distancia sino aquel en que las condiciones nos permiten navegar mejor. Por ello es importante tener en cuenta vientos, corrientes marinas superficiales y el oleaje, con el fin de planificar la travesía de menor duración y más cómodo. Por este motivo, los conocimientos meteorológicos de los navegantes son fundamentales a la hora de plantear la mejor estrategia para llegar a buen puerto en su singladura alrededor del mundo.

Así pues para ser un buen navegante hay que saber interpretar los mapas del tiempo, de esta manera poder saber cuándo se encontrarán vientos a favor o evitar grandes tormentas que pueden poner en peligro.