Navegando por el Pacífico sur

Navegando por el Pacífico sur

Cuando los navegantes de la Barcelona World Race entran en el Pacífico, tienen por delante una travesía de más de 4.000 millas en la que los navegantes entrarán de nuevo a los cuarenta rugientes, esperándoles al final la guinda del cabo de Hornos. En el Pacífico, de nuevo deberán navegar el sector norte de las depresiones, intentando coger la corriente circumpolar antártica, más conocida como tren de borrascas.

La aproximación al cabo de Hornos, generalmente con vientos del oeste, se convierte en un auténtico "paso de boya" de una regata barlovento - sotavento, y en este caso los regatistas se ven obligados a realizar una serie de trasluchadas para navegar con el ángulo de viento óptimo que les marca el VPP (Velocity Prediction Program).