Mediterrani

El Mediterráneo, mar entre tierras, sólo tiene dos conexiones con otros mares y océanos: una artificial con el mar Rojo (océano Índico) a través del canal de Suez, y otra natural con el océano Atlántico a través del estrecho de Gibraltar. Esto hace que las mareas en el Mediterráneo sean casi imperceptibles.

La meteorología del Mediterráneo occidental es variable y difícil de precisar. Esto dificulta la navegación por esta zona ya que, la proximidad de la costa y su orografía, generalmente montañosa, provoca cambios en la dirección e intensidad del viento.

Durante la navegación por el Mediterráneo, tanto en la salida como en la llegada de la regata, los navegantes pueden encontrar desde suaves brisas, situaciones anticiclónicas sin viento, hasta vientos fuertes y racheados en pocas millas de diferencia.

A nivel biológico el Mediterráneo se presenta como un mar rico en diversidad de especies. Esta variedad viene determinada por condiciones físicas y ambientales como la luz, los nutrientes, la agitación del agua... y las necesidades biológicas de los organismos, como la alimentación o la competencia por el espacio.

 Características oceanográficas

 Superficie

 2.500.000KM2

 Dimensiones

 3700 km EO (Golfo de Turquía - Estrecho de Gibraltar); ~ 1600 km N-S (Golfo de Venecia-Golfo de Sirte); 46.000 km de litoral.

 Profundidad media

 1.500 m.

 Salinidad media

 36-39 ‰.

 Prof. Máxima

 5.210 m (Fosa de Matapan, Grecia).

 Temperatura superficial

 invierno 10 ºC -16 ºC / verano 21 ºC -30 ºC

 Renovación del agua

 ~ cada 90 años.

 Aportación pesquera

 aprox. el 2% del total mundial