Barco estable

Cuando se crearon los IMOCA 60 el objetivo principal fue simplificar las reglas del juego, de ahí que le pusieran ese nombre, es decir, la idea era que fueran de 60 pies pero que el diseñador tuviera libertad para crearlo. Pero como sucede a menudo, rápidamente apareció la necesidad de instaurar unos límites, sobre todo por motivos de seguridad.

Actualmente, el diseño debe cumplir una serie de requisitos de seguridad que se pueden clasificar en dos grandes grupos: las normas de diseño estructural, que son las que obligan a disponer de compartimentos estancos, escotillas de salida, etc. y, los requisitos de estabilidad, que son una serie de normas y pruebas que se aplicarán a cada barco para garantizar su estabilidad y su capacidad de volver a adrizarse en caso de vuelco. Para comprobar estos requisitos, se somete a los barcos a unas pruebas de estabilidad.

¿Sabias que?