Maniobras

La esencia de la navegación consiste en saber gobernar la embarcación hacia donde se quiere, básicamente haciendo una buena combinación de viento, velas y timón. Cuando lo conseguimos, decimos que el barco está en el rumbo correcto y, por eso, hace falta que las velas estén colocadas de manera adecuada. Trimar las velas, navegar con el espín, virar,etc. son maniobras que los regatistas de la Barcelona World Race tienen que dominar en cada situación para conseguir su objetivo final: llegar primeros a la ciudad de Barcelona.

Los veleros de competición están diseñados para mantener una máxima eficiencia de navegación en todos los rumbos. Aun así, en función del tipo de regata en que participen, el diseño puede reforzar el rendimiento del barco en unos rumbos, más que en otros. Por ejemplo, el barco largo y estrecho ha sido el representante clásico de velero que podrá navegar muy ceñido al viento (como los barcos de la Copa América).

Por otro lado, los buques con más anchura y planes de debajo con una orza hidrodinámica como los IMOCA 60 son los que permiten mejorar la navegación a favor del viento y, incluso, deslizar haciendo surf con las oleadas. Estos están preparados para afrontar cualquier viento y circunstancia pero, han sido diseñados para conseguir altas velocidades con vientos favorables. De hecho, los IMOCA 60 son veleros que, todo y los 60 pies de eslora, se deslizan sobre las oleadas como lo hacen embarcaciones más pequeñas de vela ligera.