La jarcia

La jarcia

A bordo de los barcos de vela existen diferentes elementos, indispensables para sujetar los palos y las velas y para poder maniobrar con estas. Al conjunto de estos elementos se lo denomina jarcia, y podemos distinguir dos tipos la jarcia firme (o fija o muerta) y la jarcia de trabajo (o móvil o viva).
La primera son un conjunto de cabos, cables y otros destinados a sostener los palos, y que se mantienen siempre fijos, es decir, no se mueven durante las maniobras. Hablamos  de estays, obenques, creuetas,  burdas, botavaras, etc.

Por otro lado, la jarcia de trabajo o móvil son las cabezas destinadas a trabajar con las velas que se pueden cazar y soltar o, fermar y desatar durante una maniobra. En los veleros de la Barcelona World Race podemos encontrar los siguientes elementos:

  • Drizas: cabos que sirven para izar o arriar velas de forma que reciban el viento para impulsar el barco.
  • Escotas: cabos ligados a los puños bajos de las velas que sirve para cazar o soltar las velas para obtener una apertura de la vela más buena respeto el ángulo del viento.
  • Amantinas: ninguno que suspende o da la inclinación deseada a la botavara.
  • Contras: sistema de fijación de debajo la botavara que evita que esta se levante por la acción del viento sobre la vela.
  • Rizos: conjunto de cabos de poco diámetro que permiten afianzar la vela sobre sí misma reduciendo la superficie.