El aparejo

El aparejo

Durante la última década, los IMOCA han llevado tres tipos de aparatos sin que ninguno se haya impuesto como favorito, sino que depende del gusto de cada navegante:

Palo fijo con dos, tres o cuatro pisos de crucetas: es el más clásico, y algunos creen que es la opción más fiable. Como desventaja destacar que el perfil del tubo del poste es poco aerodinámico.

Poste giratorio de perfil de ala con outriggers: se distingue fácilmente por sus espectaculares outriggers: dos perchas o palos que sobresalen lateralmente (parecen "cuernos" o "antenas") y separan los obenques para lograr sostener mejor el enorme palo. Este sistema reduce la jarcia firme, lo que favorece la ligereza del aparejo y la disminución de las averías por desgaste. Estos postes deben construirse en el límite de la ligereza para compensar el peso de los outriggers, lo que, por algunos, es un riesgo al aumentar su fragilidad.

Poste giratorio de perfil de ala, con un piso de crucetas articuladas y uno o dos violines: son más pesados -unos 25 kilos- que los clásicos de tres pisos de crucetas, pero con la ventaja de que el centro de gravedad es más bajo. También han demostrado tener una adecuada relación riesgo / rendimiento, ya que mejoran la aerodinámica respecto a los tradicionales y no obligan a la máxima ligereza en el diseño y construcción como los de perfil de ala con outriggers.