El IMOCA 60

Los veleros que participan en la Barcelona World Race son de la clase IMOCA 60. Se trata de barcos de un solo casco de 60 pies (unos 18 metros de eslora), los más rápidos del mundo. El diseño del buque, los materiales que se utilizan en su construcción y las tecnologías empleadas a bordo han evolucionado tanto que se les conoce como los Fórmula 1 del mar.

Casi todos los IMOCA 60 están construidos con fibra de carbono combinada con materiales provenientes de la aeronáutica. Esto, junto con su forma -buque bajo, cubierta muy libre y popa muy ancha, hace que el buque sea extremadamente ligero y sólido, cualidades que proporcionan velocidad al reducir la fricción con el agua. Todas estas prestaciones hacen que el barco escore con mucha facilidad, es por eso que los IMOCA 60 disponen de una quilla basculante con un gran peso en su parte final -el bulbo- que ayuda a mantener el barco en posición vertical.