Historia de la vela oceánica

A finales del siglo XIX, muchos marineros profesionales habían realizado circunnavegaciones para demostrar, más allá de cualquier duda, que el mundo no era plano; pero nadie lo había hecho en solitario. Este fue el gran logro de Joshua Slocum, que inspiró a cientos de navegantes, durante el siglo pasado, a emular su hazaña, incluidos los participantes de la Barcelona World Race.

La vela oceánica en solitario se plantea como un gran reto que muchos navegantes buscan y han buscado como forma de enfrentarse y vivir al mar.