Equipos de posicionamiento y detección

Equipos de posicionamiento y detección

De día o por la noche, desde la cubierta de un IMOCA 60 se ve el horizonte a unas 4 millas. La curvatura de la tierra se nota mucho a alta mar y el que hay más allá del horizonte no queda a la vista. Si se aproxima un barco mercante a 20 nudos, entre que aparece por el horizonte y se cruza con el velero, sólo pasan pocos minutos. La presencia de la última tecnología en posicionamiento y comunicaciones son fundamentales para evitar accidentes.

Los IMOCA 60 cuentan con diferentes dispositivos electrónicos que les ayudan a saber la posición en la que se encuentran en cada momento y detectar qué elementos tienen alrededor:

GPS (Sistema de Posicionamiento Global o Global Position System): permite conocer la posición y la velocidad del propio barco, la de los veleros contrincantes y las previsiones meteorológicas. El ordenador compara toda la información y ayuda a la tripulación a decidir cuál es la mejor ruta a seguir.

RADAR (Radio Detection And Rangin): es un elemento de seguridad importante, sobre todo cuando no hay buena visibilidad. Sirve para localizar otros barcos, icebergs e incluso tormentas. Con un radar se sabe la distancia, la velocidad y el rumbo de otro barco que puede estar a unas cuántas millas alrededor, hecho que permite dormir con más tranquilidad puesto que si este detecta un objeto, se activa una alarma que despierta la tripulación.

Compás: en la actualidad, el compás convencional tiene forma cilíndrica con una tapa de vidrio que permite ver la rosa de los vientos. Este cilindro está suspendido en una estructura que lo mantiene en posición horizontal aunque el barco se balancee. En el interior del cilindro hay una mezcla de agua y alcohol al 10%, donde está suspendida la aguja imantada que nos marca el norte. Los IMOCA 60 pero, utilizan un compás electrónico combinado con el GPS que les proporciona mucha precisión y que además va conectado con otros aparatos a bordo.

Plóter o carta náutica electrónica: es un dispositivo que integra los datos del GPS en una carta náutica electrónica (CNE). El plóter muestra el barco sobre la carta con datos de posición, rumbo y velocidad, y puede mostrar información adicional de radar, sistemas de información automática (AIS), sonar u otros sensores.

AIS (Automatic Identification System): se trata de un sistema de difusión que envía información de un barco –nombre, velocidad, posición, ruta realizada, procedencia y destino, posible punto de colisión, rumbo, etc.- a otros barcos que dispongan de AIS. El objetivo fundamental es difundir información relevante porque otros barcos o estaciones la puedan conocer y evitar colisiones, aunque las pequeñas embarcaciones no están obligadas a traerlo.

Tracker: da la información en lo referente al posicionamiento de los barcos, está instalado a cubierta y emite, cada 30 minutos vía satélite, información de la hora, la posición (en latitud y longitud), la velocidad y el rumbo del barco. Esta información emitida se conoce como tracking y del tratamiento correspondiente se encarga el Director de la regata, que en caso de emergencia, es el primero en enterarse y el responsable de coordinar las acciones de salvamento. La Dirección de la Regata usa el mismo sistema para enviar la información básica a los barcos: las posiciones, clasificaciones y la información meteorológica oficial.