Un banco de pruebas

Un banco de pruebas

El hecho de hablar de regatas oceánicas también significa hablar de innovación y de nuevas tecnologías. El diseño de embarcaciones más hidrodinámicas y el desarrollo de nuevos materiales de construcción, más ligeros pero a la vez más resistentes, es lo que permitirá a los navegantes conseguir su objetivo: ser los primeros en llegar.

Buena parte de los materiales utilizados en la construcción de los barcos participantes en la Barcelona World Race provienen del areonáutica. Con los años, estos materiales se han ido introduciendo poco a poco en nuestra vida cotidiana para hacernosla más fácil, como es el caso de las carcasas de portátiles y móviles, las raquetas de fibra de carbono o el interior los cascos y los chalecos antibalas hechas de Kevlar.

Además de aplicaciones cotidianas, a menudo, los IMOCA 60 incorporan las últimas innovaciones en diseño y tecnología que después se han extendido a otros barcos de competición, como es el caso de las quillas basculantes.