La relación potencia-peso

La relación potencia-peso

En la construcción de un IMOCA 60 es muy importante tener presente la relación entre la potencia y el peso. La relación potencia-peso es un coeficiente que se obtiene de dividir la superficie vélica (m2 de velas) por el peso del barco (en toneladas).

Dependiendo de los m2 de superficie vélica y el peso del buque tendrá más o menos superficie de rozamiento. Si un barco tiene más superficie de rozamiento se reducirá su velocidad, es decir, irá más lento.

Por ejemplo, un IMOCA 60 construido con fibra de carbono, con una superficie vélica de 300 m2 y un peso de barco de 7,5 a 7,8 T, tendrá un coeficiente de potencia entre 38 y 40. Mientras que un velero de la misma eslora y de superficie vélica 216m2 y un peso de 18,7 T, tiene un coeficiente de 11,5. Esto significa que un IMOCA 60, tiene menos peso respecto un velero normal por lo tanto tiene menos superficie de rozamiento, más coeficiente e irá más rápido. Este coeficiente interviene siempre que los barcos tengan la misma eslora.

Los extraordinarios avances en materiales compuestos han permitido alcanzar estos niveles de ligereza; esto, unido a la quilla pendular, permite desarrollar los potentes aparatos que propulsan los IMOCA 60.