Jarcia rígida o textil

Jarcia rígida o textil

Los palos más antiguos son de fibra de carbono con jarcia -conjunto de cabos- de acero y varios pisos de crucetas. Estos tienen la ventaja de ser fáciles de reglar y bastante aerodinámicos, sin embargo, la jarcia de acero hace que sean más pesados. Otros tienen la jarcia textil (elementos plásticos de alta resistencia) y, por tanto, mejoran sustancialmente el peso.

Por ejemplo, un estay de acero de un IMOCA 60 pesa aproximadamente unos 26 kg, mientras que si es textil, pesa 5. En total, el barco se pueden ahorrar unos 600 kg de peso. Esto tiene una doble ventaja porque, una disminución del peso en la jarcia, significa que no es necesario tanto peso en el bulbo de la quilla, haciendo que el barco sea más ligero y más rápido.